jueves, 1 de julio de 2010

CHRIS ISAAK BARCELONA / LO MÁS CERCA DE ELVIS QUE PODREMOS ESTAR NUNCA

Repitió exactamente los mismos trucos, las mismas anécdotas, las mismas bromas con los músicos y explicó los mismos chistes que cuatro días antes en Vitoria. El concierto fue idéntico excepto los dos bises finales pero.... ¿Qué más da? ¿Acaso importa? El tipo tiene carisma y lo sabe, maneja los tiempos de maravilla (esos subidones dramáticos son la bomba) y tiene un ramillete de canciones a escoger, no hay un disco malo, que son absolutas bazas ganadoras. Sabe como currarse un show de los que la gente no olvida, de aquellos que recuerdas después de un tiempo y el brillo vuelve a los ojos. Sabe que nunca nadie le podrá reclamar nada, te devuelve con creces la pasta que abonas por la entrada. Tras el segundo tema soltó "Este edificio es precioso, parece una ópera, pero vamos a tocar rock & roll" y eso es lo que sucedió. No dejó de lado sus temas lentos, es evidente que son la marca de la casa, pero prevaleció por encima de todo el espíritu de viejo rocker del que ya hizo gala en Mendizabala dando cancha a lo más movidito de su repertorio. Y con la gente de pié en sus asientos durante buena parte de las casi dos horas que duró el concierto. Y a un servidor solo le faltaba un whisky sour en la mano para creerse en un hotel de Las Vegas presenciando cualquiera de aquellos míticos espectáculos sobre los que tantas veces hemos leído. Y la impresión final, en la que coincidimos muchos compañeros bloggers en nuestras crónicas, de que una actuación de Chris Isaak es lo más cerca de Elvis, brutal ese «Love Me Tender» paseándose por todo el local, que podremos estar nunca. Y pese a la comodidad del Auditori y a que pudo ofrecer el show entero me quedo con su pase en el Azkena. Por el factor sorpresa, por el ambiente y por esa lluvia que, recordada ahora, envolvió de un halo mágico el concierto. ¿Una pega? En ninguno de los dos conciertos interpretó «Things Go Wrong». Mi canción favorita. Nadie es perfecto. Ni siquiera Chris.

11 comentarios:

Edu Chinaski dijo...

PEro tocó Two HEarts y esa rancherita brodel.....Qué tío más grande.....Yo si no estuviera casado con Rakel me casaba con él macho.....

TSI-NA-PAH dijo...

Muy grande el Chris , sin lugar a dudas.
saludos

sanfreebird72 dijo...

Que grande fue, tremendo, tremendo.
Saludos

L´Esbarzer dijo...

Estoy contigo!! En Vitoria el factor sorpresa (y la inclusión de Forever Blue que en BCN no tocó) y la lluvia convirtieron el concierto en algo (desde ya) mítico.

Y como SFB72 y tú pienso que esta ha sido la vez que más cerca de Elvis voy a estar nunca.

Saludos

Ofersan dijo...

Veo que lo del Rey lo pensais varios, je,je...por un momento viajastéis al 68. Me alegro que disfrutarais, yo al final no me anime. saludos

Simu dijo...

Chris es el puto amo!!! Qué carisma, qué voz, qué músicos, qué repertorio, qué... qué... qué grande eres Chris!!!!

Lo de que Chris es el Elvis de finales del siglo XX y principios del XXI ya me pasó por la cabeza cuando lo vi en París hará un par o tres de años. Esperaba un concierto correcto y tal del palo mi novia me ha dejado, qué jodido estoy y en lugar de eso me encuentro a un monstruo del escenario, el heredero del Rey del Rock in person!!!!!!

Henry Chinaski dijo...

Bien, bien.

Yo también agradezco ahora en parte que se pusiera a llover en Gasteiz, porque la verdad es que eso le concedió un toque especial al momento.

Me alegra saber que su nivel en directo no es anecdótico, sino que lo mantiene en todas sus actuaciones.

Perem dijo...

Ese si que me ha sabido mal perdérmelo, pero ayer tocaba entreno y hay cosas que no podemos saltarnos.

Y encima en el Auditori... en fin.... demasiadas cosas.

Saludos, master.

paulamule dijo...

Bueno... le faltaron esos pañuelos de seda en "Love mi tender". Como le acabo de decir a SanFree, las comparaciones son odiosas por mucho que Chris Isaak tenga voz, belleza y clase de sobra.
Salud.

Tornado dijo...

colega ,gran review del bolo de Issak.Como sabía yo,lo que me iba a perder.Pero Thats life my friend.Lo dicho,me ha encantado la cronica del concierto

Un abrazo

José Fernández dijo...

Bueno, llevo leídas ya unas cuantas crónicas de conciertos de Isaak en esta gira, y sigo con la sensación de que soy la única persona que lo vió en el 93 en el estadio de Riazor!! Es qué las cerca de 20000 personas que estaban aquel día conmigo han dejado todas de ir a ver conciertos? Porque si no no lo entiendo, sobre todo teniendo en cuenta que aquel ya lejano día dejo bien clarito que el tío es un puto monstruo en escena.