lunes, 18 de julio de 2011

SOY OZZY Y CONFIESO QUE HE BEBIDO



Ya lleva un tiempo editada la traducción al castellano de la biografía del príncipe de las tinieblas. Pero un servidor no se había plantado ante ella hasta estas dos últimas semanas y, sinceramente, lo he pasado de miedo. Que Ozzy es un cachondo está más que demostrado. Que no le importa en absoluto desmontar mitos y leyendas asociadas a su persona o a Black Sabbath tampoco. Y, a ratos, se convierte en un personaje desvalido y tierno al que abrazarías sin dudarlo para darle algo de calor humano y consuelo. Su relato de los eternos excesos asociados a su persona está relatado de manera amena e hilarante, como él mismo dice, eso es lo que su castigado cerebro recuerda y, por tanto, puede ser diferente a lo que pueda contar otra gente. Hay anécdotas descacharrantes, la de su relación con las gallinas de su casa es tremenda, la de su llegada al pub en un caballo vale su peso en oro, vivencias cercanas a la locura producto del mega abuso de substancias tóxicas y la historia musical de un tipo que, para bien o para mal, guste o no, es una leyenda del rock. Su legado junto a Tony, Bill y Geezer, ha marcado a varias generaciones de músicos y aficionados. Esos cuatro primeros álbumes son imprescindibles. Y su carrera en solitario ha dejado también grandes momentos. Personalmente me ha parecido mucho más creíble, teniendo en cuenta las circunstancias y la parte de inventiva propia que habrá en el libro, con mucho más sentido del humor y mucha más diversión que el otro tótem del despelote que es Los Trapos Sucios de Motley Crüe. No en vano el maestro es el maestro. Si no lo han leído háganse con el tomo. Casi cuatrocientas páginas de risas garantizadas para pasar los calores del verano.
«Mi padre siempre me dijo que un día haría algo grande. “Tengo un presentimiento, John Michael Osbourne”, solía decirme, después de haberse tomado unas cuantas cervezas: “acabarás haciendo algo muy especial… o acabarás en prisión”. Y lo cierto es que el viejo llevaba razón: fui encarcelado poco antes de alcanzar la mayoría de edad...»
"Durante los últimos 40 años he ido ciego de alcohol, coca, ácido, Qualudes, pegamento, jarabe para la tos, heroína, Rohypnol, Klonopin, Vicodin y otras muchas sustancias. (...) No soy la puta Enciclopedia británica. Lo que vais a leer es lo que goteó de la gelatina que tengo por cerebro cuando le pregunté por la historia de mi vida".
Ozzy Osbourne

I AM OZZY (Confieso que he bebido)
Global Rhythm Press

15 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Tengo que hacerme con el!Tambien confieso que he bebido....demasiado!!!
un abrazo

RAFA dijo...

ideal para el verano, a por el !!!!
gracias,

Il Cavaliere dijo...

Jajajaja, esto promete muchísima diversión. Tal y como están los tiempos es el tipo de lectura que un servidor necesita.


Un abrazo

juanvi dijo...

Pinta tremendo! Habrá que hacerse con el.

Saludos!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Pese al síndrome de biografías de rockstars en las que en esencia todo es lo mismo (Infancia problemática, drogas, rehabilitación, mujeres, más drogas, otra rehabilitación, etc) Ozzy tiene el punto surrealista que lo hace distinto y te creo cuando dices que tiene momentos hilarantes. Supongo que caerá dentro de poco si la veo.

ÁNGEL dijo...

Habrá que hacerle un hueco. Según lo presentas debe de ser la leche.

Un saludo.

Green Bean dijo...

Precisamente lo estoy acabando de leer estos días. Descacharrante. Que grande es Ozzy!...
Saludos

Ofersan dijo...

Yo me lo lei hace unos meses, entretenidisimo, eso sí me sobra la parte final con lo de Osbornes y su mujer, y el poco recuerdo para musicos imprecindibles, ahora estoy con vida de Richards. Saludos

ROCKLAND dijo...

Hace poco lo ví en La Casa del Libro. Seguro que no tiene desperdicio! Ozzy da para mucho, ¿eh?

Saludo.

Mr. Sabbath dijo...

Aunque parezca mentira, lo tengo pendiente de compra todavia!!! Pero tengo muchas ganas de echarle el guante.

Saludos!!!!

luther blues dijo...

Un libro que no se puede omitir para aquellos que supieron apreciar la obra de este forajido .Indispensable .
Buena semana y un abrazo

J.M.B. dijo...

Está en mi listado de pendientes. En cuanto tenga dos minutos tranquilos en la ofi, me escapo a la casa del libro a por él.

Saludos

paulamule dijo...

Los seis primeros diría yo. La verdad es que aún no lo he leído y aun apenteciéndome, no sé si será lo más aconsejable en estos momentos. (Cosas mías). Eso sí, gana no me faltó el año pasado de sentarme con una chica en la playa y echar un vistazo al ese "I am Ozzy" que leía en versión original. Estaba claro que de aquí no podía ser.
Salud.

Chals dijo...

Tiene buena pinta, y no conocía su existencia, así que me lo apunto para el verano este decálogo de como quemar neuronas en ataque masivo. Saludos

KARLAM dijo...

Un buen libro para leer entre copas, y entre risas! No importa cuanto haya de real o inventado, imprescindible para cualquier fan de Ozzy. Saludos.