viernes, 1 de julio de 2011

AZKENA ROCK 2011 / SÁBADO 25 DE JUNIO / DOMINGO 26 DE JUNIO




Mayor acopio de moral que el día anterior me hizo falta para ponerme en pié de nuevo y presentarme en la segunda charla programada. Resultó algo más gris y descafeinada que la del día anterior. Los oyentes estábamos más petados y el tema, la reunificación de bandas, era más espeso que su predecesor. Señalar a Chema Rey de Radio 3 por su arrogancia y verborrea desatada que no dejó prácticamente dar baza a ninguno de sus contertulios. Llamar a todos los músicos retrasados mentales teniendo a su lado en la mesa a dos de ellos no es el colmo de la elegancia. Una vez finalizada caminito a la Plaza de la Virgen Blanca para dar inicio a la ronda pertinente por los bares. Y si cabe con más énfasis que la jornada anterior ya que ninguno de mis colegas prestó atención a James Hunter. Demasiado soso y blandito para interpretar soul en mi opinión. Y después la tradicional comida en Sagartoki donde nos juntamos todos, 24 en esta ocasión, para degustar y debatir. Sobremesa larga y bien regada que se alargó hasta la hora de llegar para ver a Avett Brothers. Me encantaron, buenas melodías, más divertidos y cañeros de lo que esperaba a tenor de lo escuchado en sus discos y un par de interpretaciones, «Murder In The City» y «I And Love And You», de ovación y vuelta al ruedo. Tenía intención de ver a Band Of Horses pero finalmente optamos por la sombra y unos mojitos. Desde donde estábamos los tuvimos de fondo y hasta tarareamos «Laredo». Pero habrá muchas ocasiones de verlos en el futuro. Nervios y tensión esperando la presencia en escena de Mr. Gregg Allman y sus muchachos. Sin palabras. Entiendo a quien no le gustó. Es un tipo de música para escuchar atentamente, no caben “oés, oés, oés”, ni saltos, ni palmas. Para meterse a fondo, empaparse, dejarse llevar y llorar como un niño con los primeros acordes de «Midnight Rider». Tuve la suerte de poder ver el concierto desde un lugar privilegiado y con un sonido excelente. Sentimentalismos aparte el maestro dio una lección soberbia de música con mayúsculas. Luego llegaba otro de los momentos estelares, Brian Setzer y su Rockabilly Riot. La primera parte del pase no me llegó en absoluto, quizás estaba todavía en la nube Allman, y entre el cansancio, el calor y la digestión casi fenezco. Remontó, y remonté yo, con la aparición de Slim Jim y una segunda parte más completa en mi opinión. Repostaje y escenario pequeño para ver a Whybirds. He escuchado sus discos y me gustan pero en vivo, solo pude ver dos canciones en su teloneo durante la gira de Drive By Truckers, me sobrepasaron. Rock americano, hecho por británicos, del bueno, con tremenda energía, grandes guitarras y un recuerdo final a Clarence Clemons con una gran lectura de «Rosalita». Llegamos a ver la segunda mitad del show de Paul Weller. Sonido rockero y elegancia para el padrino mod. Un tipo que nunca falla y que creo que agradó más de lo que se pensaba. Finalizamos con Thin Lizzy, demasiado volumen y mucha orientación heavy para unos temas que no estaban escritos así, pero pese a ello y gracias a la borrachera cerramos el festival coreando esa ristra de clásicos. Y mención especial para la actuación de Gregg el domingo al mediodía. Ver el backline montado al llegar me sorprendió gratamente. Nada de set acústico. Con banda completa y a dos palmos de tu cara. Ni el horroroso calor pudo fastidiarnos pese a intentarlo con todas sus fuerzas. Para mi gusto mucho mejor que el día anterior en Mendizabala. Clase magistral, con fallos incluidos que la dotaron de mayor naturalidad si cabe, de historia del rock americano. Diferente repertorio y más cercanía interpretativa. Un sueño cumplido tenerle ahí y escuchar «Statesboro Blues» con el corazón desbocado sintiéndote arropado por todos los fans que había en la plaza. Absolutamente maravilloso. Luego carretera y manta, pero ahora de vuelta, y a esperar con que nos sorprenden la próxima edición. Esta ha sido muy, muy grande.

6 comentarios:

Jordi del Rio dijo...

Yo sitúo esta edición como una de las mejores. Con Brian Setzer me pasó algo parecido
Pero si, edición para situar en lo más altod e la escla hipérbole, sin duda

manel dijo...

Quizás algo más que la escala hipérbole..Ja, ja, ja, ja..Saludos.

Jordi del Rio dijo...

pues si, tines razón jjajaajajaj
Se mir como se mire, uan edición cojonuda
saLUDOS

JUSTIN CASE dijo...

Lo de Thin lizzy era una versión MUY Heavy, joder el Warwick parecía James Hetfield!!!

A mi Weller me empezó gustando y acabo aburriéndome, bastante.

Pero bien nos lo pasamos, eso sí!

Saludos!

Mr. Sabbath dijo...

Yo disfrute del show de Setzer desde el primer tema. Me encanto, aunque claro, Mr. Allman me dejo suavecito, suavecito. Yo me pegue unos bailes con el Rockabilly Riot alli con mis amigos y con desconocidos tan animados como yo, un gran momento.
Muy grande lo del domingo en la plaza, grandisimo.

Saludos!!!!

paulamule dijo...

Bueno, qué te voy a decir yo que tú no sepas respecto a Gregg. Eso sí, al contrario que tú, no entiendo los que dicen amar la música con mayúsculas, fuera de etiquetas, y no sienten nada con este señor delante. No tienen sangre si no horchata en las venas.
Salud.