lunes, 22 de noviembre de 2010

¿A TÍ TE HA PRODUCIDO BRAD JONES?

Las previas antes de presenciar un concierto son un momento inseparable del mismo. Una cenita rápida o unas cervezas suelen dar para pasar un rato la mar de agradable en buena compañía. Salen a relucir excelentes temas de conversación acompañados de sano cachondeo y tonificantes carcajadas. En esas me encontraba el pasado viernes, antes de presenciar el estupendo concierto que Hendrik Röver ofreció en el Rock Sound, junto a Edu Chinaski, Javi Silvertrack, mi hermano Antonio, Xaime de Idea Rock y Gema, la simpática esposa de Hendrik. A raíz del tema de debate, la prensa musical, los artistas que ocupan portadas, salió a relucir el nombre de Brad Jones. Uno de los productores del momento. En muchas ocasiones se ha considerado al productor como el artífice de una banda. O de su renacer, quizás el ejemplo más claro en estos momentos sería Rick Rubin con Cash, y hasta de su ocaso. Y es que hay producciones que son para matarlos. Una reciente muestra sería el trabajo de Bob Rock en el St. Anger de Metallica. O bien como el creador de un sonido identificable al 100 % sea quien sea el artista producido. Ese sería el caso de Mitch Miller, Phil Spector, Joe Meek o Robert John “Mutt” Lange. Incluso crear un patrón de sonido que puede identificar a toda una época como pueden ser las abominables producciones ochenteras. El nombre de un productor reconocido asociado a un disco puede significar para este una expectación previa que difícilmente hubiera obtenido de otra manera. ¿Tanto puede influir un productor en la obra de un artista o una banda? ¿Puede coger un material de desecho y transformarlo en algo audible? ¿Es capaz de destrozar canciones de primera? Desde luego que sí. Muchos artistas aseguran que se necesita una visión externa que pueda dar una perspectiva diferente. Que pueda apreciar cosas que el músico, que ya está saturado del disco, no puede percibir. Otros se auto producen sin ningún rubor ni problema obteniendo buenos resultados. Un interesante debate sobre el que hay mucho que hablar. ¿Qué opinan ustedes?

PD. Una reseña del concierto de Hendrik la encontraréis aquí. Disck7.

16 comentarios:

Benet García dijo...

Cierto que la elección de un buen productor es clave en que la obra salga bien o no, por supuesto.
Un buen productor no deja de ser un creativo y debería lógicamente conocer muy bien el mundo musical.
No recuerdo muy bien si era David Gilmour o Roger Waters que se quejaban de uno de sus primeros productores, no recuerdo el nombre, y lo acusaban de ser más un ejecutivo financiero que un creativo sin ningún tipo de motivación musical.

xailor dijo...

Andrés y yo tuvimos una charla al respecto la última vez que estuve por Barna y a los dos nos vino a la cabeza el mismo ejemplo.
El que tenga dudas de hasta donde puede influenciar un productor en el resultado de un disco que escuché del tirón cualquier album de Screaming Trees anterior al Dust y que luego escuche lo que consiguió Drakoulias con el sonido de la banda en esa obra maestra.
Un abrazo a todos.

Freaky Boy Hood dijo...

Básicos... Los productores pueden cambiar todo para bien o para mal, sobre todo al principio de las formaciones.

Siempre pienso en el que más he seguido, Brian Eno. Detrás del U2 de Unforgettable Fire o del David Bowie de la etapa berlinesa, o sus influencias en... Lo dejo, me sale un post poco rock'n'roll... jajjajaja. O el buen ejemplo que pusite de Rick Rubin.

En todo caso, un punto básico

Saludos compañero.

ROCKLAND dijo...

Yo creo que la labor de un productor es fundamental y saber elegir bien ya ni te cuento.

Yo me suelo fijar quien está detrás de la mesa, a veces ya sabes por donde van a ir los tiros, caso de Rubin, T-Bone Burnett, Michael Barbiero, etc...

Saludos.

J.M.B. dijo...

En mi modesta opinión buen productor es muy importante pero si no hay materia prima poco podrá hacer. Como bien dices, es cierto que un productor de renombre creará unas expectativas importantes alrededor del trabajo que puede que no las tuviese si fuese otro.

Saludos

sanfreebird72 dijo...

Para mi el productor es muy importante y según lea que nombre está detrás, puedo imaginar lo que escucharé. ¿Ejemplos? Phil Spector produciendo Let it Be o la versión naked (casi prefiero esta última), me gusta como produce Chris Robinson por ejemplo, o Jack Jospeh Puig los discos de los Black Crowes, o el productor habitual de Pearl Jam (Brendan O'Brien), o Chuck Plotkin o Marc Ribot o Rubin o Henry, hay tantos. A veces, más importantes que el intérprete pero sin una canción de verdad poco hay que hacer. Ale, me callo.

Simu dijo...

Un productor es como un enólogo. Nunca podrá mejorar la materia prima de la que dispone, la uva o la canción en función del caso. La labor del productor es hacer que la canción manifieste todo su potencial. Como con las uvas malas, de una mierda de canción no se puede sacar nada. Ahora bien, un mal productor bien puede echar a perder una buena canción.

Salut!!

Javi Meskalina dijo...

Mi opinión es que un buen productor puede influir mucho en una obra para mal o para bien. Lo ideal sería que el entendimiento entre banda y productor fuese total, con lo que el productor no cambie la forma de sonar de la banda (si estos no quieren), pero la banda confíe en sugerencias, consejos, etc del productor.
El cambio de un tipo de producción a otra cambia completamente una canción; hace poco acabamos de grabar con mi banda Moondogs Blues Party y en la mezcla del segundo tema, el productor nos hizo una mezcla y producción de prueba encaminada a sonidos más modernos; la canción cambió de ser un country rock a casi un tema indie-disco - nos quedamos pálidos y le dijimos que preferíamos que sonara más Nashville y él nos dijo:
- "Yo os pongo esto para que sepáis adónde se puede llegar con los temas; si pongo esta producción moderna, igual lo escucha un chaval con el ipod y dice, joder como mola esto. Con la otra producción clásica, lo escucha un tío en un bar tomando una birra y dice, mola, ¿son yankis estos tíos?"
Así pues, el enfoque del productor puede cambiarlo todo con un mismo material que grabe una banda.

LuisVanCleef dijo...

Si los músicos y el productor tienen talento y buen gusto lo normal es editar un discazo, pero si esto flojea por alguna de las dos partes, sobretodo la de los músicos ya ahí hay poco que hacer, a no ser que el productor componga el disco y saque algo en claro.....Vamos que hay muchas variantes.....jejjeje

Green Bean dijo...

Siempre he creído que ante todo estan las canciones. Cierto que el productor contribuye para bien.. o para mal (el comentario respecto a los Screaming Trees que he leido antes es claro ejemplo de lo primero y lo de Bowie con Raw Power, posiblemente un ejemplo de lo segundo). Sin embargo, y empleando un simil culinario, un buen cocinero sin la mejor materia prima, no hará milagros, pero si funcionaría a la inversa. Por poner un clásico ejemplo de Lo-Fi, el Alien Lane de Guided by Voices parece producido por su peor enemigo, pero las canciones lo hacen un gran disco.
Un saludo

rocks dijo...

Totalmente de acuerdo. 2 productores sensacionales: uno se deja querer de vez en cuando (George Drakoulias) del otro no tengo noticias, desapareció: Martin Birch

KARLAM dijo...

Pues yo opino que a dia de hoy no hace falta ni saber tocar o cantar para que un disco se venda, siempre y cuando haya pasta para pagarse un buen productor. No hay más que ver como está el panorama... la mierda siempre sale a flote, y luego se podrían enumerar infinidad de grupos que pierden en directo con un sonido lamentable. En esta categoría metería a unos cuantos de esos llamados masivos, ya tu sabes.

Saludos.

El rey lagarto dijo...

Pues yo soy de los tuyos la cenita previa al concierto es primordial, tiene un encanto especial, muchas veces es lo mejor del propio concierto.

Respecto a los productores por supuesto que son importantes pero yo la verdad es que nunca les he prestado mucha atención.

Atalanta dijo...

Un gran productor no puede conventir un mal disco en bueno pero tal vez sí puede conseguir extraer lo mejor de un buen material o conseguir la visión adecuada. Hay por ahí verdaderos genios. De todas formas no me gusta la figura del productor estrella, hay que restarle protagonismo.

Perem dijo...

Ja, ja... master, tu mismo respondes a la pregunta al decir:

"Desde luego que sí."

Aunque yo añadiría que en la mayoría de casos, siempre hay algunos monstruos que no necesitan ( o mas bien, no necesitaban), mas bien al contrario, ninguna opinión externa.

Saludos, crack.

Disc K7 dijo...

Yo de segun que productores me fio ciegamente, y el ejemplo claro es Rick Rubin: Slayer, Raging Slab, Donovan, Four Horsemen, Cash, Petty, Red Hot Chili Peppers, Trouble, Danzig, Cult, AC/DC, Neil Diamond..., casi todos muy buenos. No sabemos la cantidad de productores que han influido con su trabajo para que los discos hayan sido mucho mejores de lo que son. Bob Ezrin por ejemplo hizo mucho para que Destroyer fuese una obra maestra, componiendo, arreglando, añadiendo cosas, quitando otras... imagino que esto habrá pasado en infinidad de casos.