jueves, 7 de enero de 2010

YO Y BOBBY MCGEE


No es una de mis canciones favoritas. Bueno, miento, si que lo es. Pero no estaría entre aquellas diez o veinte que citaría así, de carrerilla, a bote pronto. Otra cosa sería si habláramos de temas que emocionen. De tonadas que van directas, como un dardo disparado por mano experta, a clavarse en lo más profundo de los sentimientos. Diana, tocado y hundido. Escrita por Kris Kristofferson se hizo popular primero en la versión de Roger Miller. Pero quien definitivamente la hizo inmortal fue la garganta rota de Janis Joplin. Es escuchar los primeros compases y sentir como aquellos resortes escondidos en el alma se activan al ritmo que marcan sus notas. La sensación de libertad que emana de la letra es infinita. Libertad, si, pero llena de nostalgia, melancolía y la certeza de saber que para ser libre hay un precio que pagar. ¿La soledad? Puede que sí. Por eso Bobby abandona, al parecer, en busca de un hogar y un amor estable. La validez de la música para captar instantes, momentos de la vida, las referencias a los blues entonados en la carretera, las canciones, quiero creer que viejos clásicos del country, que cantan con el conductor del camión. El viaje, la autopista, los trenes, el movimiento, todo un ícono de la sociedad norteamericana, como motivación vital. Y , como apunte final, el valor sociológico que encierra. La canción retrata, como pocas, entre sus versos la época en que fue escrita....1.969.


Destrozados en Baton Rouge, esperando un tren
Sintiéndome casi tan gastado como mis tejanos
Bobby paró un camión justo antes de que lloviera,
Nos llevó directamente a Nueva Orleans.

Saqué la armónica de mi sucio pañuelo rojo,
Toqué suavemente mientras Bobby cantaba un blues
Los limpiaparabrisas llevaban el compás,
Yo sostenía la mano de Bobby en la mía,
mientras cantábamos todas las canciones que conocía el conductor.

Libertad es sólo otra forma
De decir nada que perder
Y nada no es más que nada, pero es gratis
Sentirse bien era fácil, Señor, cuando Bobby cantaba blues,
Y sentirse bien era suficiente para mí,
Suficiente para mí y para Bobby McGee.

Desde las minas de carbón de Kentucky
Hasta el sol de California,
Bobby compartió los secretos de mi alma.
Siempre junto a mí, Señor, por todo lo que había hecho
Cada noche me resguardaba del frío.

Entonces, cerca de Salinas, Señor, la dejé marchar,
Buscaba un hogar que espero que encuentre,
Cambiaría todos mis mañanas por un solo ayer
Manteniendo el cuerpo de Bobby junto al lado del mío.

Libertad es sólo otra forma
De decir nada que perder
Y nada no es más que nada, pero es gratis
Sentirse bien era fácil, Señor, cuando Bobby cantaba blues,
Y sentirse bien era suficiente para mí,
Suficiente para mí y para Bobby McGee.........

Os dejo con Bobby en las voces de The Highwaymen. El súper grupo formado por Kristofferson, Waylon Jennings, Johnny Cash y Willie Nelson. Palabras mayores.





7 comentarios:

ROCKLAND dijo...

¡Antológica, sin duda!
Y qué gustazo ver a The Highwaymen en un blog.
Algún día hablaré de sus tres trabajos.

saludos.

paulamule dijo...

Maravilloso tema y uno de mis preferidos sin ninguna duda.
Genial vérsela canta a su creador y a ese grandioso combo.
Salud.

Tornado dijo...

maravillosa canción ,gracias por el post amigo

Buenas noches

Joserra Rodrigo dijo...

Una de las perlas de finales de los sesenta.Janis se hizo con el tema de Kriss como Aretha con el Respect de Otis.

Perem dijo...

Master, años que no oía hablar de este tema. En fin, como siempre digo, una época irrepetible.

Un saludo.

Jah Work dijo...

Grandioso tema! No sabía de quien era! Tanto el de Janis como el del vídeo suenan chapo!

Un saludo!

txinomandinga dijo...

TEMAXO!! y esa traducción ha sido genial...la he disfrutado!!