miércoles, 27 de enero de 2010

QUE JOHNNY CASH LOS PERDONE..


Si. A Howe Gelb y los músicos que le acompañan actualmente bajo el nombre de Giant Sand. Si te contratan para una gira española de pocas fechas, que además te va a poder permitir pagar muchas facturas, en la que, por si fuera poco, vas a homenajear a un ícono de la cultura popular como Johnny Cash lo mínimo que puedes hacer es prepararte. El asunto iba de homenajear al desparecido hombre de negro tocando en su integridad el famoso concierto en la prisión de San Quentin. Las opiniones recogidas en la red de las dos fechas anteriores, Zaragoza y Madrid, eran totalmente negativas pero claro..Hasta que uno no lo ve con sus ojos...Ni siquiera se sabía las letras, con metidas de patas abundantes, entradas a destiempo, finales abruptos y no ensayados y una corista (en el papel de June Carter) que no aportaba más que un bonito timbre de voz sin niguna expresividad. Carentes de cualquier atisbo de tensión, cortando el ritmo constantemente con unos parones eternos...Y, por si fuera poco, todo tocado con una desgana, una desidia y una dejadez impropia de un profesional con una carrera contrastada, te guste o no, como la de Gelb. Ni siquiera se dignaron, esto no es culpa de él si no de la organización, a poner las imagenes del concierto de Cash en la citada cárcel, existe esa filmación, en la pantalla trasera y se conformaron con pasar un especial de televisión totalmente trasnochado. La patochada perpretada con, por ejemplo, «Folsom Prision Blues» es de verguenza ajena. Despojar de toda su carga dramática, a pesar de enfocarla como un blues rural, a un temazo como «Starkville City Jail» es más díficil que hacerlo bien. Y así podríamos seguir...Otro tema era el publico, con llenazo incluido, unas 600 personas...Nunca acabaré de entender las razones que han facilitado la adopción de Cash por el público modernete, llamémosle por su nombre, gafapasta, y por la prensa güai. Puede que mis limitadas entendederas no den más de si pero...Que alguien me explique como un tipo que, como quien dice, hace cuatro días era pasto de vaqueros cazurros y anquilosados o de freakies como nosotros y ahora ya vende más camisetas que los Ramones y la simple mención de su nombre hace llenar una sala........

18 comentarios:

Simu dijo...

Supongo que parte de la culpa de su creciente popularidad son algunas de las versiones incluidas en sus Americans, Depeche Mode, U2... Además, el público modernete está muy falto de iconos así que supongo que también se agarran a lo que pueden.

GorDT dijo...

Pues si que se han lucido. Ni se curraron el concierto, cando deberian conocer las canciones de Cash al dedillo. Bueno, sera como dices que ahora esta de moda y tocaba asi.

Saludos!!!!

El rey lagarto dijo...

Joder que mala pinta tuvo lo qeu nos cuentas...

Respecto a la nueva hornada de fans de Cash por aquí, igual también tiene algo que ver la película que se hizo sobre su vida, en la cuerda floja... muy buena película por otra parte.

Il Cavaliere dijo...

Vaya!, pensaba que esto era una cosa seria y no una patochada como dices.

Con respecto a las modas, pues ya sabes. Es lo que hay.

Y difiero (que raro!) una vez más con mi amigo Rey. Esa peli es penosa.


Saludos

the beautiful loser dijo...

Amen Manel.
Y lo del llenazo tampoco me lo explico,aquí en Zaragoza,cuando nosotros decidimos abandonar aquel despropósito a los 20 minutos el personal aplaudía y aullaba como si fuera el propio Johnny el que estuviera actuando.
Cualquiera entiende nada.

El rey lagarto dijo...

Penosa por que caballero? Porque no es fiel a la historia (Ya comenzamos con el purismo), perdona pero es una película no un documental y los papeles tanto de Joaquin Phoenix como de Resee.W son cojonudos, tanto la historia de el, como la historia entre ellos dos tiene puro feeling.

Salud y república jejeje

ROCKLAND dijo...

¡Que poca vergüenza! Cualquier cosa relacionado con Cash es sagrado y si metes la pata mejor dejas el negocio y te dediques a otra cosa.
La peliculita de turno a buen seguro captó a muchos nuevos seguidores que encima no tienen ni pajolera idea de lo que representa este hombre dentro de la música americana.

Saludos.

carlos dijo...

¿No has pensado que es posible que hubiera gente que estuviese allí por ver a Giant Sand y no por Cash?
Pregunto.

Arraskamelabarrigoitia dijo...

Te noto mala hostia en la ultima frase Manel.No te preocupes que esos gafapasta y prensa guai,volveran a darle la espalda a Johnny Cash dentro de unos años.Lo del concierto...mejor no voy a comentar nada pues Howe Gelb no destaca demasiado en mi coleccion de discos.Un saludo.

Perem dijo...

Después de haber leído toda la entrada, tengo la sensación de que no te acabó de convencer... ja, ja...

Un saludo master.

manel dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Carlos, entiendo que hubiera gente que estuviera allí por Giant Sand. De hecho algunos fans de las primeras filas le pedían canciones de la banda. Pero estba bien clarito que se trataba de un homenaje a Cash y no de un concierto de los Sand. Aun así, las últimas presentaciones de Giant Sand en Barcelona, fuera de festivales, han sido en salas de aforo muchísimo más reducido. No creo que a Gelb le hiciera mucha gracia ver la sala llena para ver como toca versiones mientras cuando viene en solitario se ha de conformar, con suerte, con un par de cientos...Un saludo.

Meskalina dijo...

Lo de los gafapasta creo que viene más bien de las American Recordings y del auge de Wilco y otros "Americana" cercanos al indie y reivindicadores de Cash, que de la peli; de hecho la peli (dejémosla en correcta) se hizo porque la fama de Cash había aumentado y jugaban sobre seguro.

Y lo peor no es que la prensa guay se apunte; lo peor es que encima no tiene, o sentido crítico o ni idea de la figura de Cash; aquí está la muestra: http://www.mondosonoro.com/detas/DetalleCriticaEvento/tabid/97/Default.aspx?titular=Giant Sand, clásico versus más clásico&fecha=23/01/2010 14:00:00
Huelga decir que si tengo que fiarme de una de estas crónicas me fio de tí, manel, que de Mondosonoro y sus redactores (algunos) estoy bastante escocido

manel dijo...

Joder, me parece alucinante esa crítica..Y más cuando la sensación general que se respiraba entre el público era de absoluta decepción..Pero bueno, como decimos siempre, para gustos colores.

txinomandinga dijo...

pues vaya una mierda de tio...el que haga un sacrilegio semejante hay que llevarlo a la hoguera!! y yo confío en tu gusto al 100%...
salud!!

rocknrollmf dijo...

Bufff!, menos mal que al final no fui! No creo haberte leído o escuchado una crítica tan negativa jamás.

paulamule dijo...

La peliculita de turno tuvo mucha culpa de ello creo yo. Ahora cualquier panoli cree que puede darte clases de quién coño era Johnny Cash como si lo conociera de toda la vida. Qué asco.
Salud.

xailor dijo...

"Que alguien me explique como un tipo que, como quien dice, hace cuatro días era pasto de vaqueros cazurros y anquilosados o de freakies como nosotros y ahora ya vende más camisetas que los Ramones y la simple mención de su nombre hace llenar una sala........"

Amrican Recordings.
Del I al V.
Para que nos vamos a engañar hasta la aparición de Rubin yo no tenía ni pajolera idea de su música, y me considero un estereotipo del aficionado musical surgido de la época del Grunge.
Un abrazo a todos, por cierto.

Freebird dijo...

En el tema de Johnny Cash huelgan las modas, nuestro querido Johnny nunca ha sido hombre de modas, se ha limitado a hacer lo que en cada momento le salía de los mismísimos y por supuesto aquí y ahora tampoco existe una moda pro Johnny, primero porque la mayoría no sabe de la vida y obra de este personaje y segundo porque el hombre de negro nunca ha sido una moda, no te gusta Cash de la noche a la mañana, los que sabemos "algo" de su vida y milagros ha sido después de muchos años empapándote de su obra más salvaje en sus tiempos más rockabillies de la Sun Record, pero sobre todo de su obra de finales de los sesenta, setenta y ochenta, y terminando por su desconocida obra de los noventa, y por supuesto sus grabaciones junto al maestro Rubin...

Un brazo y millas.