lunes, 25 de enero de 2010

JOHNNY HICKMAN / GUITAR MAN


Tuve mi etapa de héroes de las seis cuerdas. Servidor militaba con devoción en las filas del metal durante la adolescencia y, mientras devorábamos litronas en los parques, los dioses del hacha eran tema frecuente de conversación. Discutíamos quien era el mejor, quien tocaba más rápido, quien hacía los solos más molones, quien innovaba con técnicas revolucionarias y así podíamos pasar horas de charla. Incluso en alguna ocasión se calentaba el asunto entre partidarios de uno u otro instrumentista con debates que solían finalizar en estallidos de risas. Me sigue gustando el metal, siempre lo hará, pero mi punto de vista hacia los guitarristas ha cambiado. Cuando, con el paso del tiempo, las recomendaciones y la propia investigación, empezaba a abrirme a otros sonidos y a asimilar otras influencias descubrí que, en muchas ocasiones, menos es más. Paul Kossoff, Mick Ronson, Steve Hunter, Rory Gallagher, Wilko Johnson, Keith Richards, Duane Allman, Dickey Betts, Steve Gaines, Ed King, Gary Rossington, Mick Ralphs,Peter Green, Steve Cropper o John Fogerty, entre otros, me enseñaron que además de técnica y una veloz digitación hay que tener alma. Convertir la guitarra en un elemento más de la canción, encajarla dentro del todo y otorgar un componente orgánico a las notas, a los solos, a los acordes, a los riffs...Todo esto viene a cuento de la exhibición que Johnny Hickman, guitarrista de Cracker, hizo el pasado viernes en Barcelona. No llegó a las cotas de su anterior visita, donde se erigió en el absoluto protagonista del concierto, pero volvió a sentar cátedra sobre lo que debe ser un guitarrista de rock. Elegante, sobrio, fino, con las notas justas (ni una de más ni una de menos), entregado, apasionado, versátil, sobrado de feeling...Por no hablar de su estupendo disco en solitario…Pieza angular de un grupo, es el complemento perfecto de Lowery, que me dejó la sensación, como cada vez que los veo en directo, de que merecen mucha más atención de la que reciben. Y es que dieron una actuación fenomenal.

PD. Sobre Bottle Rockets decir que estuvieron bien. Con empaque y potencia. Muy eléctricos y buscando tormentas de guitarras. Con más actitud que en sus anteriores visitas, como he dicho creo que es una banda para tocar en una sala como la del jueves y no en un teatro o en un festival a las cinco de la tarde. Resumiendo, mejoraron mucho, mucho, la impresión que tenía de su directo. Pero, para ser ecuánime con mi conciencia, debo decir que no me acabaron de convencer del todo. No se, me resulta difícil de explicar pero me falta algo......

14 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Que ganazas de que llegue este jueves para ver a Cracker y encima por lo que leo, nos pones los dientes más largos aún.

saludos.

txinomandinga dijo...

yo pienso igual, a mi me pasó algo parecido y luego al abrir mi mente encontré que el Feelin´ es lo que cuenta...y eso no se aprende...te sale del alma como tú dices...
salud!!

Meskalina dijo...

De acuerdo con todo (excepto que no controlo a Cracker y por tanto tampoco a su guitarrista - lo pongo en el debe). Lo que añadiría al feeling y meter las notas justas en donde deben es el sonido; un sonido marca de la casa fino y a la vez grandioso, ruidoso donde toca y sutil donde es necesario es el otro punto que une a todos los guitarristas que nombras (y a Hendrix que aunque sea indiscutible y típico no me queda más que nombrarlo como mi feelin' y sonido favorito)

the beautiful loser dijo...

Yo no estaré en esta gira,pero hace unos años cuando los ví también me pareció Hickman un fantástico guitarra.

lwilbury dijo...

Manel, ay...que te olvidaste de Mike Campbell de la banda de Petty.

manel dijo...

Cierto, Mike es otro de esa estirpe de guitarristas. Un saludo.

paulamule dijo...

Tú lo has dicho, en un buen guitarrista tienes que escuchar su alma más que sus notas.
Cracker nos toca el jueves. Ya te contaremos.
Salud.

Ofersan dijo...

Que grandes las tortulias en el parque con los guitarristas heavys, je,je...saludos.

Arraskamelabarrigoitia dijo...

Manel,la sensacion que tube yo con los Bottle Rockets fue que daban la sensacion de no querer arrancar,aunque ya te digo que disfrute de su cancionero,eso por supuesto.Me da que Cracker me van a gustar mas,haber el miercoles.Un saludo bro.

entradas tokio hotel dijo...

Dónde encontráis estos artistas. No me suenan de nada. A ver si algún día os puedo recomendar algo.

Perem dijo...

Interesante lo que cuentas Manel pero, como si estuviésemos en una conversación de esas que cuentas, déjame que te digas que hasta el día hay tres que no citas que exactamente me han transmitido y siguen transmitiendo eso que dices. Te estoy hablando de Page, Blackmore y Gilmour.

Un saludo, master.

manel dijo...

Es que esos nombres ya hablan por si solos Master!!!!!!! Imgina, no soy nada amante de la música de los FLOYD y, en cambio, me encanta el sonido y el toque de Gilmour...Un saludo.

Il Cavaliere dijo...

Hickman es inmenso y Lowery no digamos, cada uno en lo suyo. Felicidades por haberlos visto. Yo no podré ir y es algo que no termino de encajar.

Saludos

manel dijo...

Encantado de verle por aquí Cavaliere..Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios.