lunes, 5 de marzo de 2012

YA NO NECESITO A (ESTE) SPRINGSTEEN...

Ya que este texto va a generar debate, todos sabemos como las gastan los fans, y que voy a recibir ostias por todos lados quiero dejar claras varias cosas. Vaya por delante que mi respeto artístico por Springsteen es máximo. A nivel personal no lo puedo afirmar con tanta rotundidad, no lo conozco personalmente, a pesar de su imagen de buen tipo. Quizás en ese aspecto esos seguidores que le llaman Bruce, si, por el nombre de pila, como si fueran amigos de toda la vida, puedan valorarlo mejor. Su legado musical ha sido básico para el desarrollo del rock moderno. Y seminal, ya que ha forjado cientos de vocaciones en músicos de varias generaciones posteriores. Sus canciones fueron muy importantes durante una buena etapa de mi vida, incluso hasta la obsesión (Nebraska fue pilar de aguante durante una etapa gris de mi existencia), y cuatro de sus grabaciones están entre mis discos favoritos de siempre. El citado Nebraska, The River, Darkness In The Edge Of Town y Born To Run. Pero tras Tunnel Of Love empezamos a desconectar. Puede que fuera culpa mía o puede que sus bandazos, desastres como Human Touch o Lucky Town, su alejamiento de la E Street Band, provocaran el distanciamiento. The Ghost of Tom Joad fue como un destello, una pequeña brizna de esperanza que, lamentablemente, no ha tenido continuidad salvo momentos puntuales de Devils & Dust. Solo The Seeger Sessions nos trajo su mejor cara pero no debemos olvidar que se trata de un disco de versiones. Ya no me creo su discurso, esa figura de la esperanza americana que encarnó en The Rising, un disco terriblemente hinchado, con una producción pomposa y vacía, donde se erigía en gurú del resurgir tras los terribles atentados del 11- S, ni tampoco verlo pegando saltos en un estadio a los 62 años, para eso ya tenemos a Mick Jagger, ante una multitud enfervorizada. Multitud que en un porcentaje de un ochenta por ciento disfruta de su única ceremonia de rock bi o tri anual. Una multitud alejada del rock & roll, entiéndanme, del rock & roll de verdad, que acude a un acto social. Tener que aguantar en la gira de las Seeger Sessions a la gente de al lado preguntándose cuanto tocaría “las buenas” todavía me enerva. No me creo Wrecking Ball, aparte de la dudosa calidad de sus canciones, no me creo las letras, no me creo el video populista que acompañó «We Take Care of Our Own» y siento que el de New Jersey no puede salirse del entorno. Que las circunstancias y su pasado le obligan a seguir siendo el poeta de la clase obrera, el rocker del pueblo, y que no encuentra el momento ni las razones para salirse del guión. ¿Qué le obliga a seguir llenando estadios? ¿Qué o quien le aconseja disimular la calva con injertos y derrochar testosterona en las poses? ¿Qué le aporta personalmente escribir discos como Wrecking Ball? Creo que sería mucho más feliz, él y sus fans de verdad, haciendo recintos más reducidos interpretando un repertorio de rock, blues y folk junto a una banda de amigos. Creo que sería mucho más feliz si dejaran, o dejáramos, de considerarle paladín de nada y solo un músico exprimiendo los últimos años de creatividad de manera más interna y personal. Creo que sería mucho más feliz grabando discos más íntimos que no fueran juzgados siempre en función de un pasado que lamentablemente ya no volverá. Iré a verle en Mayo para despedirme. Puede que vuelva a Barcelona, casi con toda seguridad lo hará salvo imprevistos físicos, pero yo ya no estaré allí. No volveré a gastarme un euro por verlo dándose un baño de masas. Lo hago por cierta fidelidad y porque todavía tengo la esperanza de que, en uno de los dos conciertos, me deje un recuerdo imborrable, el mismo que conservo de las giras de Born In The USA o Tunnel Of Love y no el de su última visita con el Camp Nou convertido en una verbena de ejecutivos manos en alto coreando «Twist & Shout». Y le doy el pasaporte del olvido a su último disco. No voy a perder el tiempo escuchando esa medianía pudiendo gozar de Women & Work de Lucero, de The Russian Wilds de Howlin’ Rain, de Lincoln Durhan y su The Shovel Vs. The Howling Bones, de Alabama Shakes y Boys & Girls o del Southern Canon de US Rails. Por citar solo a algunos. No, ya no necesito a este Springsteen. Y creo que hace tiempo que él tampoco me necesita a mí.

PD. Fuera de Neil Youg y Dylan, que son dos casos aparte cada uno con sus características propias, cada vez tengo más claro que Robert Plant es la estrella de rock que mejor envejece. Se niega a la reunión duradera de los Led Zepp alegando lo que todos podemos ver. Que no está en condiciones físicas y vocales para estar a la altura que la historia de la banda exije. Graba los discos que le apetecen y toca lo que le da la gana. Sin rendir cuentas a nadie, solamente a si mismo.Y encima con buenos resultados. Chapeau para él.

29 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Triste, en cierto modo la reseña que haces manel, triste pero con mucha verdad en ella. A mi, ya he comentado que el disco no me parece tan malo, a lo mejor me esperaba una ecatombe, no sé, pero este no es el Bruce que nos cambió la vida hace años, no, no lo es. Ojalá hiciese lo que dices. grabar y girar mas como un músico y menos como una estrella.
Una gran entrada.
Saludos.

Alex Palahniuk dijo...

Chapeu por el artículo, sí señor, de acuerdo al 100&100

Chals dijo...

"Tener que aguantar en la gira de las Seeger Sessions a la gente de al lado preguntándose cuanto tocaría “las buenas” todavía me enerva." Esa es la esencia del fan fan de Bruce. Por partes, todo correcto, esa reflexión de un Bruce sin la necesidad de llenar estadios la comparto al 100%, ójala te escuche, también esa discriminación positiva tiene su reverso en negativa, millonario, llena estadios... recelos. Opino igual que tu con respecto a The Rising, buf, aun me cuesta. Está claro que nunca más superará su época clásica, pero su último disco me gusta más allá de considerar su pasado. Aun así me parece mucho más digno que los Rolling de ahora. La reseña en lineas generales me gusta tal cual, restando que pienso que Wrecking Ball no es tan malo, tienes buenas canciones.
Me gusta discrepar y comentar. Por eso no hay problema Manel, post como este tambien son necesarios.
Saludos

Savoy Truffle dijo...

Pues si querido Manel, yo cuando puse un tema del nuevo disco del Boss, me reultó anodino, y esperaba que el disco mejorase, pero no, y es curioso porque a mi Magic y Working on a dream son dos trabajos que me gustan bastante, pero sabía que la ausencia de Clarence Clemons se iba a notar.

De todas formas a estas alturas Bruce hace discos ya, sólo para salir de gira y tocar las viejas, como hacen muchos. Y de hecho es ahí donde este artista ha demostrado ser lo grande que es.

Un abrazo.

Benet Rockfloyd dijo...

Muy bien Manel. Es una opinión y nada ni nadie debe criticarte por ello.
Como dice Savoy Truffle, Bruce hace discos más enfocados a salir de gira y repetir sus viejos éxitos.

Un abrazo y felicidades por este pedazo de artículo.

nikochan dijo...

Pienso lo mismo. Y no tengo nada que añadir, lo comenté ya en mi Isla aunque aquí está todo mejor explicado y argumentado. Le ha quedado muy convincente, ahora los terrícolas comenzarán a tirar sus discos de Bruce a partir de Tunnel of love. Oh! la que has liado Manel!!!

Ofersan dijo...

Yo sin ser seguidor ni fan de Springsteen, no tengo ni un solo discos suyo, creoq por lo que odio y por su actitud, que quiere ser como las bandas actuales que suenana como el, y una especie de mesias que deben seguir, y eso es muy forzado!!! Saludos

Hank dijo...

Muy bien, Manel.

Estoy prácticamente de acuerdo en todo.

Solamente añado que a mí "Magic" me parece un disco bueno, aunque ni de lejos a la altura de los clásicos que, desde luego, no creo que nunca vuelvan.

Ni se le puede exigir que vuelvan.
Hay un vídeo por ahí en el que Springsteen salta al escenario a acompañar a Social Distortion. Debe tener un par de años. Y realmente en esa situación sí que me recuera al antiguo Springsteen.

Pero lo de ahora es un producto muy poco creíble, pese a que, como decía el otro día, yo no le reprocho nada porque me ha aportado mucho.

Muchísimo.

Bueno, pues también estoy 100% de acuerdo con el apunte que hace sobre Robert Plant al que tuve suerte de ver hace tres o cuatro años y me dejó noqueado con su directo.

En esa lista (Young, Dylan, Plant), también añadiría a Tom Waits, que tampoco se casa con nadie y mantiene el nivel, pese a que cada lanzamiento o gira suya sea un acontecimiento a nivel mundial. Pero él gira por teatros, hace papeles en pelis que le apetece y sus discos siguen siendo "raros" para la mayoría de mortales.

Freaky Boy Hood dijo...

Bien... Lo primero, me ha encantado el post. Igual que me gustó la devastadora crítica que le hizo Joserra al disco en su momento.

Creo que tienes razón en muchas cosas. Y creo también que al final, cada uno hace lo que le da la gana y escucha lo que le apetece. Quiero decir que Bruce seguirá el camino que crea correcto (que si sigue así no será muy de agradecer) y que yo lo seguiré escuchando con mayor o menor devoción.

Para mí, este tío es Bruce. Y no es que yo o llame Bruce porque cena en mi casa cuando viene a Madrid, es que mi madre lo llamaba Bruce cuando yo tenía catorce años y escuchábamos Tunnel Of Love juntos. Yo que sé, es que es como de casa, como un tío lejano que viene de vez en cuando. Y el otro día, viendo a mi enano de dos meses sonreir al cantarle Mary Queen Of Arkansas pues que te voy a contar. Y sí, claro que sé que no distingue uno de otro, tiene dos meses, pero es que e mayor de ocho le decía... Pequeñín, este es Bruce... Jajaja

Sé que jode que no cumplan las expectativas los músicos con los que aprendimos a soñar, a crecer, a madurar o simplemente a escuchar música pero tío, es que ellos se equivocan y a saber lo que pasa por la mente del prenda en estos días...

Por otro lado, creo que sigo estando de acuerdo con la crítica que hizo Sanfreebird del disco.

Wrecking Ball es un gran tema y We Are Alive está muy bien... ¿Qué más? Pues que me encanta The Rising y The Ghost... pero no Working... ni Magic. Que amo Nebraska, The River y Born To Run. Que mi favorito es Greetings... y Tunnel... me acaba cansando.

Y la verdad, ahora mismo me apetece más escuchar lo último de Prophet, Hogjaw o Hank III (tomo nota de esos que nombras al final) pero... Bruce es Bruce y he crecido con él. Musical y humanamente.

En fin, perdona la parrafada. La verdad es que me tomo la molestia en escribir estas chorradas porque me encanta tu blog, leerte aquí y en papel y si hay un tío por este vecindario bloguero con gustos distintos a los míos, ése eres tú. Y eso vale un Potosí. Por aquello de intercambiar opiniones y puntos de vista...

Hal, ya termino que acabo escribiendo un post.

Un abrazo Manel. Grande. Tipo Big Man.

Jordi del Rio dijo...

Coincidimos bastante , Manel. Y te felicito por tu valentía a la hora de escribir un artículo. Estoy seguro que si Springsteen se presenta a President de la Generalitat en Catalunya, gana por KO y ese día hay record de partcipación en las urnas.Yo iré tambien a verle, con cierto recelo...ahora, no se si lo haré otra vez más.Y tampoco perderé el tiempo oyendo su nuevo disco cuando hay maravillas como las que citas.
Un abrazo, campeón!!!!

Aurelio Pérez dijo...

A mi, la verdad, es que nunca me ha emocionado demasiado ni la figura de Springsteen, ni su música; no me ha transmitido nunca lo que parece representar, quizás por ignorancia o falta de sensibilidad hacia su música. En cuanto a su estado de 'salud musical', suele ocurrir cuando alguien intenta postergar su carrera haciendo, o pareciendo hacer, lo mismo hasta el infinito. De vez en cuando es bueno pisar el freno y poner en su sitio las cosas, y más cuando no se necesita, se supone, grabar un disco cada 'x' tiempo para ganar dinerito.

Saludos.

Green Bean dijo...

Coincido con todo... salvo en lo de la despedida. Creo que seguiré acudiendo a sus citas (al menos en mi ciudad) por lo que le/nos quede a pesar de compartir experiencia con gente que no llegue a usmear lo que he llegado a sentir por este tipo. He tenido la xampa de poderle ver no en sus mejores épocas pero si en las que la edad me lo permitió (lo de Montpellier '85 no lo recuerdo, pero sigo sintiéndolo) y como tu empezó a declinar mi interés con Tunnel. Disfruté a pesar de todo de sus ultimos Nou Camp (bueno a decir verdad solo del segundo) y me reencontré con mi ídolo en su concierto tocando The River en el Madison, una de las experiencias musicales de mi vida. Por todo eso como tú y como muchos, le respeto un huevo (incluso me da por llamarle Bruce como quien no quiere la cosa) y a pesar de la pedrada del Wrecking Ball (que lo es) y de ansiar por que se dedique a hacer versiones con Little Steven en vez de grabar nada nuevo, sigo creyendo en que lo hace por amor al arte y no porqué como un tal bono, haya acabado poseído por el espíritu maléfico del esperpento.
Abrazo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Es que... leído esto, para mí tiene la misma credibilidad el tío que va a un concierto de Bruce Springsteen para hacerse el rockero que tú y los que tenéis este discurso de criticar a ese tipo de audiencia y esos principios true rockers o lo que sea. A mí el disco me parece mediocre... ¡pero no me pienso perder el concierto! Me da igual quién vaya o deje de ir o de si es auténtico o si es pose.

J.M.B. dijo...

No he escuchado el disco nuevo aun, hoy casi me lo regalan pero no me parece digno de ser regalado. También iré a verle a Anoeta pero si iré o no otra vez, no lo sé. Coincido contigo en que verlo en un sala tiene que ser espectacular.

Saludos

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Apruebo casi todo lo que dices, desde luego a partir de Tunnel, el Bruce en estudio jamás fue el mismo, y The rising. bufff, disco más cenizo que ese. Pero en directo me sigue gustando y me emociona. Yo no veo a los miles de ejecutivos alzando su brazo en Twist and shout, de hecho, me dan igual, simplemente disfruto. En un concierto de Bruce te das de bruces con peña que no tiene nada que ver con el rock, pero en otro de Alejandro Escovedo tienes al lado a cuatro pedantes que no paran de hablar durante las canciones. Es lo mismo pero diferente. Bruce toca en estadios porque es coherente con su estatus, y a su nivel, ya es imposible bajar el pistón.

Por lo demás, como te digo Manel, ciento por ciento contigo!

Mr. Thunderstruck dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices, Bruce como artista desapareció hace tiempo, salvo en directo y cuando nos ofrece joyas del pasado en sus lanzamientos. Lo de los conciertos es de traca "sangrando" al personal que dice defender...en fin, money wants money. Saludos!!!

Anónimo dijo...

El Bruce actual es para borregos.
Pepe.

paulamule dijo...

No Manel, nadie le obliga. Cada uno es responsable de sí mismo, que ya somos mayores de edad. Sinceramente creo que le es más fácil componer este tipo de canciones, sin ningún quebradero de cabeza y seguir girando para hacer caja, cosa lógica por otra parte.
Yo no le compro el producto porque hace tiempo que no me lo creo, pero mientras que haya otros que sí lo hagan, ¿dónde está el problema? ¡A vivir que son dos días!

Por cierto, yo también le atizo en mi crítica de hoy. Hemos debido levantarnos los dos pensando en lo mismo. Je, je, je.

Salud Manel.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Acaba Usted de ser premiado con el Liebster Blog señor Manel y puede pasar a recogerlo por nuestro blog Necesito Un Rock And Roll.
Enhorabuena .

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, nunca fuy fan de este caballero, pero lo respeto, una vez a acudí a un concierto suyo y me pareció aburridisimo!!!...para gustos colores...pero eses teatro de hay que me caigo ...hay que estoy exhausto...hay que me cogen ...venga una mas.... que quieres que te diga....a mi no me emociona...de hecho hace mucho que no me emociona el rock en grandes recintos.

Este caballero hace muchos años que vio el filón y en eso se mantiene, casi que mejor se dedique a homenajear a leyendas o a hacer lo que realmente le apetece, que de pasta ya debe andar sobrado.
aunque me temo que sacar un disco debe ser la excusa para salir de gira como hacen muchos de su quinta y es que esto de los baños de masas con guitarra a cuestas debe enganchar mas que la heroína y por mas perjudicados que estén no deben poder dejarlo, es una lastima porque con ello muchas veces se pierde la dignidad, salvo las citadas excepciones...

P.D. muchos deberían aprender del Duke Blanco...

Nemo dijo...

Mmm... El Duque Blanco está retirado porque siempre ha sido un cobardón y tras el arrechucho cardiaco que sufrió le ha dado el yuyito y prefiere quedarse en casa. Pero su trayectoria durante los 80 y parte de lo que vino después tampoco es para tirar cohetes. Su disco de despedida (por ahora) es bastante mediocre. A saber lo que estaría haciendo ahora si no fuera por el susto.

Anónimo dijo...

Ostias se escribe con h, hostias. Esa EGB...

Joserra Rodrigo dijo...

¿Alguien ha reparado en lo cojonudo que es el comentario del anónimo? Ahora me caigo, ahora estoy exhausto...pan y circo. Pero es cierto los true rockers cuchichean en los conciertos de sus true artist. Todo el mundo tiene razón , qué lio! Un abrazo a todos, caña al mono, jajaja.

Johnny dijo...

Gran post perfectamente posicionado. Me identifico casi plenamente. Saludos.

ROCKLAND dijo...

Excelente post, Manel!
Comparto absolutamente todo lo que escribes. Yo también hace tiempo que no me creo nada de este hombre. Su discurso no me convence nada y desde los tiempos de "The rising", mi interés sobre su obra se fue diluyendo. Eso sí, sus clásicos son intocables.

Saludos.

antonio dijo...

Buff, pero que tiene de malo el disco?. Que quereis que haga?. No se, a mi se me hace agradable de oir y eso ya es bastante. No me parece malo. Por ejemplo ya que nombras a el último de Lucero tampoco es para tanto. Otro que se puede oir pero nada más. Y como te digo ya es bastante. A estas alturas de la pelicula no pretendo que me cambien la vida.
De todas formas entrar en el blog de radioningunaparte (me imagino que lo conoceis) y ver los videos que hay de la presentación del disco y me contais.
Pues nada un saludo y Aupa Athletic la hosti!!!!!

antonio dijo...

Buff, pero que tiene de malo el disco?. Que quereis que haga?. No se, a mi se me hace agradable de oir y eso ya es bastante. No me parece malo. Por ejemplo ya que nombras a el último de Lucero tampoco es para tanto. Otro que se puede oir pero nada más. Y como te digo ya es bastante. A estas alturas de la pelicula no pretendo que me cambien la vida.
De todas formas entrar en el blog de radioningunaparte (me imagino que lo conoceis) y ver los videos que hay de la presentación del disco y me contais.
Pues nada un saludo y Aupa Athletic la hosti!!!!!

manel dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras opiniones y comentarios. de eso se trata de compartir y opinar. decirle a anónimo que la EGB la tengo finalizada y que un error, lo disculpa pero no lo perdona, lo comete cualquiera. Y también decirle a Aitor que si cree ver en mi escrito un alegato true rocker se equivoca. de verdad.
Saludos a todos y, de nuevo, muchas gracias por pasar por aquí.

Mr.Z dijo...

Aunque tarde y a destiempo, solamente decirte que comparto contigo tu opinión. Soy fan de Springsteen desde que descubrí "Nebraska", luego vinieron "Born to Run", "Darkness", y "The River". Incluso el "BITUSA" y el "Tunnel of love". Después de estos, solo escucho a veces el "Ghost of Tom Joad" y alguna del "Devils..."
Lo que Springsteen ha significado y significa en mi educación/formación vital no lo he encontrado en otro músico, y por eso para mí es de los más grandes. Pero es verdad que apenas queda un destello de lo que fue como compositor, además su voz y su guitarra ya no suenan tan bien. Como bien dices, parece fuera de lugar, y haría bien en dejarse de tanto show y volver a las raíces. No se donde leí el otro día que debería reunirse con Rick Rubin y dejar que éste le produjera un disco, seguro que saldría algo bueno.
Yo no he comprado este último disco, y tampoco iré a ninguno de los conciertos de esta gira. Esperaré a que algún día vuelva a actuar en salas o en teatros, solamente con su acústica, la harmónica y su voz. Estoy seguro de que ese día llegará.
Un saludo Manel,
MrZ