domingo, 8 de enero de 2012

ACORDES ROTOS




Leer a Fernando Navarro es todo un placer. Sea en su blog, La Ruta Norteamericana, en sus diversas colaboraciones en El País, Ruta 66, Rolling Stone y otros medios. Buen conocedor de la música norteamericana y gran fan, Fernando es un periodista musical que es ya una realidad y que, dada su capacidad y juventud, no cabe duda que el tiempo lo verá convertido en nombre de referencia dentro de la prensa especializada. Acordes Rotos es su primer libro. Libro que nace de una serie de siete artículos publicados en el periódico antes citado en el verano del pasado año. Idea que ha acabado germinando en este volumen. A razón de unas tres páginas por artista, en un texto directo, que situa históricamente y da contexto a su obra artistica, Fernando repasa buena parte de la historia musical de la tierra del Tio Sam con nombres que van desde Sam Cooke hasta Stevie Ray Vaughan, de Willy DeVille a Johnny Thunders, de Hank Williams a Charlie Parker, de Roy Orbison a Jeff Buckley, de Janis Joplin a Bo Diddley, de Eddie Cochran a Waylon Jennings y así hasta una totalidad de treinta y tres nombres. Como las revoluciones de los ahora de vuelta, si es que alguna vez se fueron, discos de vinilo. Un trabajo fantástico, que se lee del tirón y cuyo nexo de unión es ajustar cuentas con unos artistas que a la hora de su muerte, todos los enumerados en el volumen ya han fallecido, habían dejado la sensación de tener un inusto adiós o una carrera con todavía muchas cosas por decir.







5 comentarios:

Da Muzz dijo...

Suscribo todas y cada una de tus palabras. Un muy buen libro y que es el instrumento ideal para aquellos que quieran empezar a conocer la música americana.
Un saludo

Aurelio Pérez dijo...

Habrá que echarle un ojito. He leído algunas reseñas suyas en el país y no puedo estar más de acuerdo con lo que comentas.

Saludos.

Addison de Witt dijo...

Parece interesante, nos haremos con el.

Saludos.

J.M.B. dijo...

Tomo buena nota Manel! Tiene una pinta cojonuda.

Saludos

Ofersan dijo...

Pintaza!!!! Aunque parezca mentira ando leyendo el libro de Keith Ricjards y me aburre bastante, demasiado serio!!!! Este pinta muy bien. Saludos