martes, 3 de mayo de 2011

WILCO / A. M.

Wilco son ahora un grupo establecido. Capaz de llenar salas de apreciable capacidad y de ponerse a la cabeza de carteles en los más reputados festivales. No sé si Jeff tenía eso en mente cuando, tras la disolución de los nunca bien ponderados Uncle Tupelo, decidió formar el combo. Tampoco creo que llegara a imaginar que su música sería aceptada de tan grata manera por la "modernidad" indie y por el selecto club "gafapasta" con la edición de Yankee Hotel Foxtrot (2002). Un disco que estuvo en un tris de acabar con la banda, situación documentada en el amargo film I am Trying To Break Your Heart, y que, en cambio, les abrió las puertas del éxito. No reniego de los "nuevos" Wilco. Siguen pariendo canciones memorables y ofreciendo unos directos más que notables. Y la voz de Tweedy me encanta. Pero en mi corazón siempre estarán sus dos primeros trabajos. Quizás sea el doble Being There (1996), al que se calificó como el Exile On Main Street de su generación, y donde ya se apuntaban las ganas de investigación y de progresión que anidaban en la mente de los músicos, su mejor trabajo. Una grabación que escuché obsesivamente en su momento y de la que extraje horas de placer auditivo y sensorial. Pero tengo una especial predilección por su primer trabajo. A.M. (1995) es un disco fresco, inocente, simple rock americano de siempre y que ahora, misterios de la vida, parece haber quedado en el olvido. Demasiado sencillo y falto de pretensiones para el público y la crítica que ahora los idolatra. ¿El secreto de A.M.? El de siempre. No hay más. Buenas canciones. Ahí está ese guiño a los Stones más festivos que es «Casino Queen», guitarras sentando cátedra, «Shouldn't Be Ashamed», adelantos a la moda del neo bluegrass, «That's Not The Issue», baladones con The Band en el corazón, «It's Just That Simple», «Blue Eyed Soul», la perenne influencia Dylan, «Passenger Side», temazos de la vida, «Box Full Of Letters», y la reconocible firma Wilco en temas que podían estar en cualquiera de sus lanzamientos posteriores, «I Must Be High», «Pick Up The Change» o «Should've Been In Love». Dieciséis años después y fresco como una rosa oigan.





16 comentarios:

Txals dijo...

Being There es para mñi uno de los mejores discos de su tiempo y de mis preferidos, también tengo el A.M. Pero es que canciones como Far Away, ¿como una canción tan sencilla puede emocionar tanto? la voz de Tweedy raspa el alma o Sunken Treasure... apabullante. Es un discazo y encima doble, de los pocos dobles que conozco donde no sobra ni una. Hoy le quitaré el polvo y pondré este A.M. en tu honor
Saludos Manel

Ofersan dijo...

Nunca me he lanzado a por ellos, no se porque, tendre que poner remedio.

J.M.B. dijo...

Being There y este A.M. para mi son los dos mejores discos de Wilco. Sus últimos discos no me gustan tanto aunque como tu dices siguen pariendo unos temazos increíbles.

Saludos

sanfreebird72 dijo...

No te hacía escuchando Wilco. Bueníssima banda y vuelven en noviembre. Ahí estaremos?
Saludos

TSI-NA-PAH dijo...

El mejor sin ninguna duda, sin ejercicios de modernidad , ni ruidos fuera de contexto! Roots interpretado con amor!
UN ABRAZO

ROCKLAND dijo...

Al igual que Ofersan, no le pillo el punto a esta banda.

Saludos.

Simu dijo...

Yo añadiría Summerteeth para completar la trilogía mágica de Wilco. Yankee Hotel y A Ghost me parecieron un insulto. Con Sky Blue Sky me volvieron a atrapar, grandísimo disco (al mismo tiempo que la prensa guay les defenestraba) y Wilco, el último, me ha dejado frío. Hoy en día ser seguidor de Wilco es una montaña rusa, pero en los tiempos de AM... Wilco eran apuesta segura. Sin olvidar su aportación en los dos primeros discos de Golden Smog... canela en rama.

Gran recuerdo para un gran disco.

Salut!!

Kepa dijo...

Cada vez que leo un comentario sobre Wilco y sale citado sus flirteos con el indie o rollo moderno,no puedo dejar de citar una crítica que leí en el Rock de Lux y que venía a decir, lo recreo de memoria no literal, que los tres primeros discos del grupo estaban bien aunque no inventaban nada nuevo en la música de raíces y que su confirmación vino después. Pocas veces me he quedado tan alucinado, en el peor sentido de la palabra, con una "crítica". "AM" me gusta pero "Being there", sobre todo este, y "Summerteeth" son dos joyas.

Joserra Rodrigo dijo...

Es encantador este A.M. por lo tanto muy del gusto del sector talibán que le gusta que suene todo a Stones-Dylan-Young: soy el gafapasta más feliz de la tierra Manel si eso significa adorar el Yankee, su obra maestra por cierto, sus ruidos ¿fuera de contexto? y todo lo que se menea por el loft de Chicago.
Es un grupo que ha ido en progresión , no en regresión, es quizás el mejor grupo que habita este Mundo. Viva Wilco manque Wilco The Album, los demás no me los toquen oigan desde A.M hasta Sky Blue Sky, del notable al sobresaliente y la matricula de honor.
Un abrazo Manel.

Da Muzz dijo...

Que buen disco este "AM" lleno de buenas canciones y lejos de la pretenciosidad que rige a día de hoy los caminos de este combo.
Un saludo

Nando dijo...

Me encantan!!
Si te apetece pasar...
http://comocantosrodados.blogspot.com/2010/07/exquisitamente-tecnicos.html

Freebird dijo...

Uno de esos discos básicos de lo que vino en llamarse contry-rock alternativo durante los noventa, pero siempre me quedaré con Uncle Tupelo, Slobberbone o Son Volt...

Un saludo.

recopetin dijo...

Hombre para gustos los colores, y según la música que le guste a cada uno preferirá unos u otros albumes, mas roots o mas "moderno".
El caso es que dentro de ambas escuelas han sacado discos sobresalientes, memorables. Prefiero Being There a A.M. Adoro los 2 albumes sobre Woody Guthrie, quizás los mejores! Y me quedo con "A ghost is born", antes que YHF.
Todos estos discos me parecen de entre 4 y 5 estrellas.
Los 2 últimos sin ser malos, para mi son claramente inferiores a toda su obra anterior, complacientes.
Es curioso que ahora sean mas conocidos y millonarios que nunca, en su época mas gris, ya no doy un duro por ellos. Pero supongo que el éxito es por todo lo trabajado anteriormente.
VIVA WILCO
Por cierto, ¿cuántos de los que hablan del A.M y Being There los escucharon cuando los lanzaron y no a posteriori??

Jah Work dijo...

este no lo he escuchado, pero parace que tiene muy buena pinta! El being there me lo pillé junto al weld de neil young y creo que fue una de las compras más acertadas que he hecho en mi vida jejeje

Saludos manel!

Daniel M. dijo...

Debo reconocer que el clásico A.M. fue el penúltimo en escuchar de ésta gran banda y gracias a la la denominada "crítica" especializada. A la mierda con la pseudo crítica. Este disco es un standard nortemaericano. Rock and Roll de pies a cabeza,claro está dejando siempre muestra de su raíces country, al mejor estilo de los Flying Burrito Brothers. "Should've been in love" es como "Till There was You" de los Fab 4. Y aunque la comparación pueda resultar osada, no está alejada de la verdad. Wico es una banda en constante crecimiento, que como se dice en "I'm trying to break..." su música va a ser apreciada en su real dimensión en 20 años, tal vez por eso los últimos discos han sido defenestrados injustamente... Son vanguardistas de primera línea y no les interesa mucho lo que opinen sobre su música, de lo contrario el último disco habría sido A.M., y es por ello que los últimos discos tenga ese tono meláncolico, hasta a veces agrio, del gran Jeff Tweedy. La música de Wilco, al igual que el verdadero arte, exige que te acerces a ella sin pretensiones petulantes. No le veo sentido el pretender comparar un disco con otro, es inútil.. son discos con epocas y formaciones diferentes y cada uno tiene la cualidad de dejarse escuchar si se lo oye sin prejucios... Recuerdo que inicialmente, el disco q menos me gusto de inicio, fue A Ghost is Born, pero luego de unos meses, lo escuchaba obsesivamente.. Sin dudam si Being There es como el Exile on Main... el Summerteeth es su Revolver... He dicho.
Larga Vida a Wilco!!

Anónimo dijo...

Igual que la prensa indie o moderna ensalza sin ningún sentido el YHF y minimiza el AM o el SBS, aquí parece que se hace lo mismo en sentido inverso. Creo que Wilco tiene 4 obras maestras indiscutibles que son: Being there, Summerteth, YHF, y A ghost is born. Los cuatro con el aroma Wilco perfectamente definido pero cada uno bien asentado en su estilo propio: tradición, power pop, folk experimental, rock alternativo, respectivamente. Los 4alcanzan cotas maestras a nivel emocional, y los 4 tienen la misma capacidad de sorpresa y admiración insólita. AM y SBS son otras dos "pequeñas" maravillas, que sin embargo no alcanzan la maestría de las 4 obras anteriores. Los dos últimos aunque desde luego tienen buenas canciones son inferiores.