lunes, 4 de abril de 2011

LOS ABUELOS DEL BLUES DERROTAN A WARRIOR SOUL Y JIM LAUDERDALE. Y EL CANSANCIO PUEDE CON LOS SMOKERS.

El maratón se inició el jueves con Warrior Soul. No me voy a extender mucho ya que compañeros blogueros como Interzone Rock o Sammy Tyler Rose han hecho estupendas reseñas del bolo. Tuvieron buenos momentos y otros que no lo fueron tanto. Kory sigue siendo un enorme frontman y está en una espléndida forma física pero los mercenarios que lo acompañan carecen de todo carisma y metalizan en exceso unos temas concebidos de otra manera. Pese a ello lo pasé bien y el bolo estuvo correcto. Al día siguiente tocaba dirigirse al badalonés Blues & Ritmes para ver a Jim Lauderdale. El concierto estuvo muy bien. Y es todo un placer ver a un artista de ese calibre encima de un escenario pero no satisfizo del todo mis expectativas. No conecté en absoluto, puede que el llegar a la carrera y con miedo a llegar tarde influyera, con las primeras canciones para ir entrando en el bolo poco a poco hasta llegar a disfrutarlo. Pero creo que fue demasiado largo para ser un concierto acústico, que no escogió el mejor repertorio y que hasta el propio Jim tuvo algunos momentos de dudas, incluso alguna gamba como guitarrista, durante el pase como si se hubiera ido en algún momento. Luego estiramos la noche, vinieron amigos de Santander y Madrid y también poder ver nuevamente al viajero solitario del rock & roll Beautiful Loser, entre copas y risas hasta las mil y una. Más que nada debido a mi jornada laboral del sábado. Todo y que trabajaba por la tarde la cosa se notó, vaya si se notó. Total, que llegó la hora de volver al Blues & Ritmes, en esta ocasión acompañado por mi querida esposa, para ver a los triunfadores del fin de semana. Los abueletes que forman la Music Maker Revue dejaron un show para el recuerdo. Muy bien estructurado, de menos a más, del country blues al electrizante blues de Chicago, provocando un crescendo imparable que estalló con la aparición final de una desbordante Pat Cohen que puso el teatro patas arriba, bailaban hasta las butacas, con un vozarrón descomunal y una energía desbordante. Emocionante hasta decir basta oigan. Rotas las manos de tanto aplaudir. Luego la idea era acudir raudos al Rock Sound para ver a The Smokers dando cera con ese Dirección Sur que tanto he pinchado estos últimos días. No solo por ver a los malagueños si no por volver a saludar al Master Perem que había confirmado su presencia, a Xavi de Soul Movers (te debo esos discos man!) y a otros colegas con los que había quedado. Pero la cabeza decía una cosa y el cuerpo otra. Y dado que volvía a tener que ir al tajo el domingo por la mañana pues la decisión estaba cantada. Ya contaréis que tal fue el concierto. Espero tener pronto la ocasión de verlos y de veros.

9 comentarios:

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Los abuelos , les vi el año pasado y fue genial!
Que bueno que existan estas cosas, animan a cualquiera!
un abrazo

L´Esbarzer dijo...

Sí que fue largo, Manel, el concierto de Lauderdale, y además, eso de estar sentado no rockea en absoluto: debería estar prohibido.
Pero a mí me gustó mucho. Me sorprendió su voz, y su interacción "sencilla y humilde" con la audiencia.

Seguro que con una banda el concierto habría ganado enteros. Seguro

Da Muzz dijo...

Pues nada Manel, parece que no nos hemos estado de nada. Bien hecho, a disfrutar que son cuatro días.
Un saludo

ROCKLAND dijo...

Por lo que cuentas, una pena lo de Lauderdale, ¿no?

A ver si vuelve con más fechas.

Saludos.

manel dijo...

No fue exactamente una pena Rockland. Como siempre todo depende de las expectativas que uno lleve. Los discos de Jim me gustan mucho y el bolo no cubrió en su totalidad lo que esperaba de el, que era mucho. Pero valió la pena haber estado allí y haber pagado la entrada. Saludos a todos por participar.

Félix dijo...

Aquí en Valladolid, sólo pudimos disfrutar de los "jóvenes" bluesmen, pero a buena fe que lo que se pudo ver y oír en Pucela demuestra que los sentimientos superan achaques físicos y espirituales, o al menos los arrinconan por un tiempo. Por cierto, el disco de esta gira, grabado el año pasado en Bélgica y Austria no hace justicia a la intensidad del directo de estos días.

paulamule dijo...

Bueno, por lo menos has tenido la oportunidad de ver a Lauderdale y juzgar por ti mismo, no como otros.
Salud.

J.M.B. dijo...

Tres días bien intensos! Me alegro que disfrutases mucho de los conciertos. Una pena lo de los Smokers.

Un abrazo y descansa que la semana es muy larga.

KARLAM dijo...

Cantidad y variedad manel, ¡no te quejarás! Esos Abuelos del Blues nunca los vi pero tienen pinta de sabérselas todas, al final parece que se impone la veteranía y el buen oficio.

Saludos!