lunes, 16 de noviembre de 2009

LA MULA PATEÓ APOLO A BASE DE BIEN


Piel de gallina y los pelos como escarpias. Si me tocan me derrito, así estaba tras la colosal interpretación de "Soulshine" ayer noche. Esa canción me puede y nunca la había podido escuchar en directo en ninguna de las anteriores ocasiones en que tuve la oportunidad de ser pateado por la MULA. El poderío musical de la formación es enorme. Nunca la frase "estos juegan en otra liga" ha cobrado tanto sentido desde que Allen (que San Ronnie Van Zant tenga en su seno) y Warren, para ocupar el tiempo que los ALLMAN BROTHERS les dejaban libre, decidieron subirse a lomos del equino. La definición del mismo habla de un animal híbrido y estéril. Eso sería antes. Desde el 94 las mulas caminan altivas y orgullosas sabiendo que su reputación está en buenas manos. Las manos del enorme, en todos los sentidos, Haynes. Y las de Matt, un percusionista tan bueno al que no le hace falta tocar un solo para que podamos ver lo bueno que és. ¿Se ha notado mucho que no soporto los solos de batería? Ja, ja, ja, ja. Me gustaría mencionar que siempre se destaca la faceta guitarrística de Warren y se deja un poco en segundo plano su voz. A mí me parece un magnífico cantante, pleno de sentimiento en cada interpretación, en cada inflexión vocal. No sé que debía ser ver en los 70 a, por ejemplo, LED ZEPPELIN. Lamentablemente no podré vivir esa experiencia pero no creo que fuera muy diferente a pillar a la MULA en un buen día. La primera parte de ayer fue absolutamente demoledora, prácticamente PER- FEC - TA. Tras el descanso el segundo set fue algo más irregular. Con más altibajos, pero igualmente aplastante. Con versiones de PURPLE y de los STONES incluídas. Y la participación de Hook Herrera a la armónica, perfectamente prescindible, y la de Eric McFadden, está si que sumó aportando buenas cosas, a la guitarra. No me voy a extender más. Muchos compañeros blogueros hablan hoy del concierto de ayer. Y mañana lo harán del de Madrid. Espero que lo disfruten tanto como un servidor lo disfrutó. Y mención especial para el público. Totalmente volcado desde el principio hasta el final del bolo. Conociendo la frialdad habitual del espectador barcelonés la verdad es que ayer me llevé una alegría. Ojalá pudiera estar en Madrid esta noche.

7 comentarios:

Pepo dijo...

Me pega a mi que ese botillo tenía algo más que adobo!!! jajajajajajajaja.

Me alegro que haya sido un conciertón, no esperaba menos de la mula..... y me jode mucho más el habérmelo perdido, pero ya han pasado aquellos buenos tiempos en que me pillaba el billete de avión para el día que quería!!!

De todas formas, sin mula y todo, ha sido un grandísimo fin de semana..... reconozco que hoy no era persona de lo cansado que estoy, pero valió la pena..... y de verte again Manel!!!!

Un abrazo enorme!!!

manel dijo...

Ja, ja, Eres todo un especialista de la sorpresa. Menuda botillada nos metimos macho!!Un alegrón volverte a ver Pepo!!!!!
Un abrazo.

Meskalina dijo...

Qué envidia. La verdad es que Warren Haynes and company son de lo mejor que suena hoy por ahí.
Los Mule, su compa de Allman Derek Trucks, los Crowes y no sé si habrá muchos más jugando en la PRIMERA DIVISIÓN.
Tengo una cuenta pendiente con este grupo en directo... a ver si el Azkena nos da una sorpresita este año...

Luis dijo...

Una reflexión parecida a la que haces sobre la voz de Warren la hacía yo cuando en su reciente visita a Madrid tocaron una del nuevo, Frozen Fear, que ante su leve instrumentación la voz de Warren relucía más que el sol.

¡¡viva el botillo!!

Pepo, chalao ;-)

Henry Chinaski dijo...

Los vi en Azkena hace unos años a horas imposibles y aquello me dejó algo frío.
Conseguí una entrada a través del concurso del Ruta para el bolo del lunes en Madrid y no pude asistir por incompatibilidad con obligaciones gordas.

Espero que en algún momento tenga oportunidad de pagar mi deuda con ellos.

Al menos ayer estuve con los Quireboys, que no tienen nada que ver, pero que me hicieron muy feliz durante casi dos horas!

PD: Pepo! Cuénteme cómo fue todo. Espero ser un cómplice más participativo la próxima vez que visite la Península Ibérica. Abrazoooll!!

paulamule dijo...

PUes me alegro de que disfrutases y de que el sonido fuera mejor que en Madrid. Desde luego, el paso de estos chicos por la península siempre es bienvenido y este próximo año tendremos más ocasiones para comprobarlo.
Por cierto, ya te he enlazado en mi lista de bolgs.
Salud.

manel dijo...

Si todo parece, como bien escribe paulamule, que casi con toda seguridad los volveremos a ver pronto por aquí. Respecto al sonido es de justicia decir que la sala APOLO de Barcelona es una maravilla. Buena visibilidad desde todos los angulos y un sonido cojonudo. Un saludo.