lunes, 10 de diciembre de 2012

DINOSAURIO


07: 50 de la mañana. Subo al metro de camino al trabajo. Entro medio adormilado, es lunes, me apoyo en la  pared del vagón y echo mano a la mochila. Saco las gafas, la presbicia me ha vencido al desbordar la cuarentena, y el libro que en esos momentos estoy leyendo. Me sumerjo en sus páginas durante el viaje. Tres o cuatro estaciones más tarde levanto la vista para cerciorarme de en que lugar del trayecto me encuentro y poder seguir orientándome mentalmente hasta mi estación. Tras ese vistazo al panel de la línea compruebo como estoy rodeado de lectores. A mi derecha una chica, unos veinte, y sentados enfrente un tipo de unos treinta y tantos y una señora. A mi izquierda un joven claveteado de pendientes.  Todos enfrascados en la lectura de su E Book. No puedo hacer más que mirar el grueso volumen que soportan mis manos y sentirme un dinosaurio. Alguien casi de otra época que prefiere gastar su exiguo presupuesto para cultura en un vinilo, un CD o un libro de tinta y papel. Si, seguro que los volúmenes virtuales son más manejables, más ligeros y quizás, no lo se, más baratos. Pero servidor mantiene en esto la poca libertad que le queda. La de poder elegir en que formato gastar su dinero.

7 comentarios:

nikochan dijo...

Yo no puedo con el eBook. Me siento anticuado, pero libre. Je, je... No me gustan los eBook!!!

Aurelio dijo...

Yo también prefiero los 'objetos' culturales a la antigua usanza, dónde éste un buen LP de vinilo y cartón, que se quite una descarga electrónica.

Saludos.

Chals dijo...

De momento es un problema que no me afecta, puesto que en mis circunstancias no tengo opción de gastar ni un céntimo en ningún artefacto modernista. De momento mi única opción son las bibliotecas, ahora estoy con Janis Joplin de Echols y la autobiografía de Billie Holiday, brutal. Cuando tengo cuatro céntimos me compro un cd. Pero me veo también dinosautio. Ya sabes, a no ser que caiga un meteorito en la tierra tenemos la supervivencia garantizada je je. Saludos Manel

Mario Rodríguez dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Me gusta el tacto del vinilo de 180 gramos: las fotos, la cubierta, quizás las letras ... Quiero oler las páginas de cada libro porque pasaré varias horas de mi existencia con ese texto...Y me da igual el resto... reivindico mi individualidad.

Eduardo Izquierdo (aka Edu Chinaski) dijo...

Yo estoy de acuerdo, en parte. En mi casa empiezan a no caber más libros y la opción es o biblioteca o e-book...Así que igual que caí en el iPOD caeré en el e-book, estoy convencido. Eso sí, lo combinaré, por supuesto porque el olor de un libro, ainssss....

Freebird dijo...

ja, ja... un dinosaurio del rock! ;-)...

Un saludo.

rocknrollmf dijo...

Dinosaurio o no , lo importante es no extinguirse. Si sobrevives a base de vinilo y papel, mejor para ti. Yo me he adaptado a los tiempos y combino sin problemas lo que puedo: lo antiguo hechiza; lo nuevo es práctico. Saludos