martes, 22 de mayo de 2012

BRUCE SPRINGSTEEN & THE E STREET BAND / BARCELONA 17 DE MAYO 2012

No me he precipitado en escribir mis impresiones del concierto del pasado jueves por dos razones. La primera es que el viernes por la mañana volaba hacia Italia por cuestiones laborales y la segunda es que no quería pecar de precipitación. Todos aquellos que leyeron esta entrada sabrán las razones. La verdad es que el pase del jueves fue bueno, muy bueno. No llega al excelente por esos momentos en que la cosa se estanca. Algunas canciones recientes que no dan la talla, un «Murder Inc» potente pero absolutamente vacío, ese eterno y aburrido «City Of Ruins» al que no salva ni el enfoque soul de la sección de vientos, con recuerdo a Curtis Mayfield incluido, el bochornoso  momento  de la niña en el escenario y esos temas de arena rock que rozan el larguero, «The Rising», «Waiting On A Sunny Day» o «Dancing In The Dark». Lástima, en conjunto me pareció un concierto muy superior al que ofreció en el Camp Nou hará unos tres años. Mucho más rock & roll. Con más nervio y fibra. La banda suena carnosa y robusta, Springsteen está bien de voz y las fuerzas todavía le aguantan (aunque creo que debería plantearse reducir la duración de los conciertos). Pero fue todo un placer poder escuchar cositas que no esperaba, «Talk To Me», «Johnny 99», «You Can Look (But You Better Not Touch)», «She's The One»,  y disfrutar con musculosas rendiciones de clásicos como «The River» (Aahhhhhhhh, sublime...), «Thunder Road», «Prove It All Night» con esa memorable intro guitarrera, «Born To Run», «Badlands», «Promised Land» o «Tenth Avenue Frezze Out» que, fuera del sentimentalismo del recuerdo, sonó como un cañón. Lo pasé de fábula. Pero sigo abogando por un regreso a pabellones donde ojalá pueda sentirse más cómodo, mejor arropado por un público más exigente con su carrera y repescar canciones olvidadas que nos haría muy felices poder escuchar en vivo.   

7 comentarios:

Anónimo dijo...

RRiSSi:
Hay que reconocer que este hombre sabe lo que hace sobre un escenario, es un profesional, no es tarea fácil la presentación de su nuevo álbum, pero supo buscar en el baúl, temas que relanzaran el directo, aunque muchos de los asistentes, situados en la media de edad del concierto, no las conocieran, sobre todo y para su desconcierto, no se las “supieran”, porque no olvidemos que sus directos son de todos.
El escepticismo que me rondo toda la noche, se torno en interés en la medida y momento que iba colocando las viejas canciones, con excepción del minuto 11 ó 12 aprox. en el enlace de una canción que no reconocí (seguramente de su actual disco) con No Surrender, él y “Silvio” por unos momentos me trasladaron en el tiempo algo más de 30 años atrás y en el espacio, a un par de km más abajo en la ladera de Montjuict, si cualquiera de los actuales aspirantes hiciera algo similar, a estos escasos minutos, en una de esas salas de medio/pequeño aforo, seguro que al día siguiente la totalidad de los medios musicales de este país hubieran declarado haber descubierto a su sucesor. Solo esos minutos de rock para mí fueron suficientes.

the beautiful loser dijo...

Yo estuve en el show del Viernes y lo disfruté muchísimo,el repertorio fué fantástico en una gran parte y hubo una total entrega por parte de la banda.Todavía me emociona recordar la coda final de Racing In The Street.

Anónimo dijo...

Este tío es un pesao.

Chals dijo...

Tiempo al tiempo con lo de los pabellones, todo vendrá, sólo tiene que bajar el interés general por su música y su figura. De momento, mientras pueda llenar todas esas localidades lo hará, postura razonable y que hasta el más pintado de los rockeros de calidad que no gozan de tanto interés lo harían en su caso.
Interesante punto de vista, disfruté como un enano, pero claro, yo no soy tan exigente con sus últimos discos. me alegro de que disfrutaras, te envidiaré de por vida por ese The River. A mi me sonó a Otis más que a Curtis, pero bueno, soy poco erudito del soul. Saludos Manel

Bounty Hunter dijo...

Yo acudí como tu al concierto del jueves. Y la sensación global fue muy positiva.
Parte de ello y no menos importante, fué la absoluta entrega de los musicos y la gran labor que despeñó "el Jefe".
Demostrando que sabe hacer su trabajo mejor que nadie.
El setlist también fué un punto a tener en cuenta. No soy un fanático de Bruce y no abarco su entera discografía. Pero conozco y disfruto sus trabajos clásicos.
Así que fue toda una sorpresa toparme con Prove It All Night con intro incluida, el gran comienzo con Badlands y el corazón del show con los temas que ya has nombrado. A parte, el final con Tenth Avenue Freeze-Out como tributo a Clarence como perfecto colofón.
Detalles como ese y el de la ñiña són los típicos tics de estadio. Como la inclusión de temas del aburrido The Rising amén de alguno de Born in The USA. Con eso ya contaba y no le dí la menor importáncia.
Yo me quedo con la valentía de hacer shows de tres horas variando parte del repertorio cada noche y aunqué se nota que termina agotadísimo, a mí me transmite pasión por el trabajo bien hecho.
Sobre el tema de los pavellones, recuerdo haber leído que en la gira de The Seeger Sessions no lleno ni la mitad.
En parte por el setlist basado en ese album y la ausencia de la E Street Band.
Un gran porcentaje de seguidores busca precisamente esos tics de estadio. El Born in The USA tour como referente e ir añadiendo otros temas coreables como los del Rising. Podría sacar el manido tópico de borregada y quizás en parte tenga razón. Pero la cuestión reside en que el própio artista se siente cómodo en ese rol. Solo hay que repasar el último album y darse cuenta que muchos temas están enfocados en esa tesitura.
No es una idea que comparta ya que prefiero los shows de salas, a parte que debe ser una gran experiéncia poder ver a este hombre en un recinto más pequeño. De todas formas me gusta disfrutar de tanto en cuando de la grandilocuencia de estos shows. Siempre que sean artistas de calidad.
Próxima parada, The Cult!!!

Mr. Sabbath dijo...

Lo cierto es que si deberia bajar la duracion de sus shows, mas que nada porque es humano y al final pasara factura. Pero seremos capaces el sabio publico de aceptar eso con comprension??? Quien sabe.

Saludos!!!!

Addison de Witt dijo...

Lo de conciertos mas íntimos es un sueño, ojalá se haga realidad. Yo le vuelvo a ver el día 2 de junio en Donosti, ya os contaré.
Interesante reseña.
Saludos.