martes, 27 de octubre de 2009

NOS VEMOS EN LA CARRETERA HERMANOS....


Se pueden encontrar opiniones diversas respecto al impacto que Internet ha tenido en la vida diaria de la población. No sobre la importancia del mismo, es evidente que ha cambiado para siempre muchas de las costumbres establecidas, si no sobre que tiene más peso. Los aspectos positivos o los condicionantes negativos. Cientos de estudios sociológicos se han hecho, se hacen y se harán en un futuro para intentar valorar y aclarar esta situación. Estudios, inútiles en su mayoría, que para lo único que sirven es para justificar la inversión de unos cuantos miles de euros. La cuestión es mucho más sencilla. Como en otros aspectos de la vida todo depende del uso, y el abuso, que se haga de ello. Es evidente que si los chavales se encierran en casa para chatear por el Messenger, poner sus fotos en el Feisbuk e intentar obtener virtualmente lo que hasta no hace mucho tiempo se lograba en la relación cara a cara pues vamos muy mal. Y no solo los chavales, hay auténticos enfermos que ya tienen una edad y caen como pajaritos en la trampa del "tengo 456.098 amigos". ¿A que viene todo este ladrillo? Pues para reflejar que un servidor tiene que agradecerle algunas cosa a la red. Especialmente una. Y muy importante. Tengo amigos en estos momentos, de carne y hueso, a los que conocí a través del frío teclado del ordenador con el denominador común de la pasión ciega que sentíamos por la música. Gracias a viajes, festivales y a otros encuentros diversos ahora todos tenemos cara y una relación que ha trascendido más allá de un simple intecambio de comentarios sobre un disco y un concierto. Con otros, como los entrañables Jimmy y Bolaocho, la publicación de comentarios en su estupendo blog Carretera Sin Fin, lo tenéis enlazado, ha creado una complicidad y una afinidad inusitada para todavía no habernos visto nunca frente a frente. Ese día llegará, seguro, y, como ha sucedido anteriormente, parecerá que nos conocemos de toda la vida tras las primeras cervezas. Mientras tanto no puedo más que agradecerles que se acuerden de mi hasta el punto de dedicarme su última entrada. Un estupendo especial sobre GOV'T MULE aprovechando su próxima visita a españa. Nos vemos en la carretera hermanos...

13 comentarios:

Henry Chinaski dijo...

Totalmente de acuerdo.
A mí Internet me ha producido muchísimas más alegrías que tristezas, pero también es cierto que no hay que obsesionarse ni perder la cabeza.
Pero eso pasa con todo; sexo, drogas, vino...
Y también soy de los que han encontrado un buen puñado de amigos a través de la red.
Así que, enhorabuena por haber tenido también esa suerte.

sanfreebird72 dijo...

Me ha ocurrido lo mismo Manel. He puesto cara a lectores y escritores de otros blogs que compartimos lo mismo: la pasión por el auténtico rock and roll. Por cierto, yo en el feisbuk no estoy. Poco tiempo tengo para mis amigos como para encima inventarme amigos virtuales.
Saludos
sanfreebird

TSI-NA-PAH dijo...

Todo en exceso y obsesivamente es peligroso.Yo era muy reacio a internet hace unos años,pero siento un viejo solitario ,me trae muchas alegrias ,como conoceros a todos de una cierta manera,aunque tengo una buena amistad en carne y hueso con Rockland y Paulamule ,a los de carretera sin fin los conoci en la sala sol y en la moby dick ,pero fue un rapido saludo.
Un abrazo

Jimmy and BolaOcho dijo...

Tremendo tema y muy bonito final ,jaja.

Yo creo que es comprensible nuestra contradicción, a lo mejor por cuestión de edad. Por un lado somos unos jodidos cascarrabias chapados a la antigua a los cuales nos fastidió hastra la entrada en el mercado de los Cds.

Escuchábamos rock and roll en la calle, en la radio y en los bares, y de vez en cuando en casa. Y lo comentábamos con colegas, grabando cintas, etc...Ese fue el método oral tradicional, que heredamos de nuestros ancestros.

Por otra parte tenemos a Internet, que es un poco como la tele, hay tanta mierda que cuando ves algo que te gusta te parece lo mejor del mundo. Pero la necesidad de compartir experiencias te hace pasar por el aro, por lo menos en mi caso (y en el caso de Jimmy ni te cuento, conseguir que este pillastre locutor hurgue en su grande-grandisima coleccion y confeccione los Especiales ha costado horrores).

Conseguir amigos de esta forma es sinceramente, la más rara del mundo, aunque es otra forma más.
Preferiré siempre el bis a bis y las charlas de madrugada.

Pero también tengo que reconocer que sin estos cacharros llenos circuitos y virus no tendríamos contacto con gente inquieta y dispuesta a compartir sus conocimientos a la antigua usanza.

En Internet, como en la vida: amigos, los justos.

Un abrazo.
Bolaocho

Meskalina dijo...

Tema espinoso. Yo creo que intenet es muy disfrutable si sabe utilizarse; muchas veces nos acercamos virtualmente a personas o lugares que no podríamos visitar habitualmente, y eso es algo grande; como dice Jimmy and Bola Ocho: "sin estos cacharros llenos circuitos y virus no tendríamos contacto con gente inquieta y dispuesta a compartir sus conocimientos a la antigua usanza".

Ahora bien, todo tiene su lado turbio y pecar de pardillo en la red es tan o más peligroso como pecar en la vida real.

En todo caso es como todo. Hay quien es capaz de sacar provecho de una piedra y quién es capaz de cortarse con un corcho.

Saludos.
Javi

txinomandinga dijo...

muy buena tu entrada, a mi me pasa parecido a tí, es increible la gente que he conocido gracias a internet...eso es lo mejor... los otros problemas no los he tenido...todavía...
salud!!

Pepo dijo...

La gran lista de viajes y conciertos que llevo a la espalda en estos últimos años no hubiera sido posible sin la cantidad de gente genial y cojonuda que he conocido gracias a la red!!! Gente a la que nunca me canso de ver y de poder hechar unas cervecillas en un buen garito de música, aunque, hoy porhoy, lleve un tiempo parado (jodía crisis!!!). Y que pasen los años y los pueda seguir viendo!!!

Chinaski!!! A usted es al que hace más tiempo que no lo veo...... eso hay que solucionarlo. A ver si conseguimos que sea a medio plazo!!!

Y Manel, no sé porqué siempre que hablamos de carretera y de amistades hechas en la red (siempre con el rock como hilo conductor) me viene enseguida a la cabeza aquel trayecto de Bilbo a Gijón con tu hermano, Iván y usted, camino de nuestro 2º concierto de los Drive by truckers, cantando canciones de Los Lobos y de Shooter. Qué gran aventura y qué bien me lo pasé aquel fin de semana!!!!

oscarterrapin dijo...

A mi internet, me ha proporcionado contacto con muchísima gente, que de otro modo no hubiera sido posible. Vosotros por ejemplo.

Oscar

Rober dijo...

Mi bro' Willy y yo hemos devorado kilómetros de carretera en autobuses, coches y furgonetas. Hemos cogido trenes casi a la carrera e incluso surcado cielos para disfrutar de eso que es sólo Rock & Roll pero que nos gusta... ¡ y cuánto nos gusta ! Nos hemos movido a donde ha hecho falta para ver conciertos de amigos, de pequeñas bandas que están empezando, de bandas que nos visitaban por primera vez, de bandas que merece la pena verlas aunque vengan cientos veces o de bandas que nunca vienen y te obligan a incluso a cruzar el océano para poder verlas. Si encima eres de una ciudad pequeña como yo -y como John Mellencamp-, entonces estás "condenado" a viajar más todavía.

Benditos viajes, benditos compañeros de viaje, bendita amistad, risas y camaradería. Primero con aquellos más cercanos y luego con otros que hemos ido conociendo en el camino y cuya amistad surgió a través de internet. La red y sus foros fueron la excusa para ponernos en contacto; luego llegó el momento de encontrarnos, ponernos cara y comprobar si detrás del anonimato y los nicks había algo que rascar y gente que mereciera la pena. En estos últimos años ha habido tiempo y ocasiones para comprobar que había personas que merecen muy mucho la pena; muchos de los momentos y conciertos compartidos son ya momentos inolvidables en nuestras vidas. Viajar para seguir disfrutando del Rock & Roll es un placer; saber que además vas a encontrarte con buena gente a la que no ves tan a menudo como quisieras, más todavía.

Sí, nos vemos en la carretera... "on the road again !!"
Y recordad, "the road goes on forever".

Pepo dijo...

Bonito texto Rober!!!

Rober dijo...

Heyyyyyy, Peeeeeeepo !!
Tú sabes de lo qué hablo; tú y Manel y otros -que tanto ellos como vosotros sabéis- sois esa gente que merece la pena y que me alegro de haber conocido ;-)

Pepo dijo...

Lo mismo digo, Rober!!!! :-)

(entrará ahora Metalzar a decir su comentario estrella???) jajajaja

manel dijo...

Precioso texto Rober. Texto que subscribo letra por letra. Un abrazo.