sábado, 17 de abril de 2010

SCOTT H. BIRAM / UN REDNECK SURGIDO DEL AVERNO


Me pedía Félix el otro día que hablara de Scott. Que quería ir a verlo pero que no controlaba mucho su carrera. Ayer en el bolo de DIRTY SWEET, estupendo concierto el que dieron, ya le volví a dar la brasa para que no se lo perdiera...¿Qué se debe sentir cuando un camión de siete ejes te pasa por encima? Imposible de definir conjeturo. Pero si sobrevives milagrosamente y dos meses después, tras dos rodillas rotas, un pié destrozado, un brazo partido y varios centímetros menos de intestino, te plantas en una silla de ruedas sobre el escenario del Continental Club de Austin lo menos que se puede asegurar es que eres un hombre de carácter. Así es Scott. Desmontando de un solo acorde la teoría de que los sonidos de raíces están llegando a su ocaso. Y de la manera más tradicional, poniéndose en la piel del forajido perdedor, del trovador viajero, del one man band que recorre kilómetros para contar sus historias. Un músico que admira tanto a Minor Threat como a Mississippi Fred McDowell, a los oscuros metaleros de Slayer o a Waylon Jennings. Su disco del pasado año, Something’s Wrong / Lost Forever (Bloodshot), el tercero tras el accidente, lo sitúa como uno de los artistas más distinguidos del género. Scott despoja al rock de todo su oropel y lo deja en carne viva, desecha el componente lacrimógeno del country para arrastrarlo hasta el barro y revolcarlo en callejones oscuros mientras palpita el hálito más primitivo del blues. Se basta y se sobra con un micro en el suelo para el percutir de sus botas y su Gibson para escupir demonios interiores, historias desgarradas y delirios infernales entre acordes de country fantasmal, blues oscuro, punk suicida y rock & roll salvaje. Sabe lo que se lleva entre manos y tiene el don, escaso no crean, de saber como se escribe una buena canción. Música para honky tonks sombríos, habitados por hillbillys resucitados y jinetes fantasmas. Como un niño con zapatos nuevos estoy desde que me enteré de su visita por aquí. Sus actuaciones tienen fama de ser impactantes y en breve, la próxima semana, saldremos de dudas, yo me atrevo a afirmar que será uno de los conciertos del año.


19 de abril TARTUFO (Bergara)

20 de abril RITMO Y COMPÁS (Madrid)

21 de abril ROCK SOUND (Barcelona)




Escuchen esta canción y me cuentan...


9 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Tremendo, ya habia escuchado su historia. Ganas de verlo si que tengo, pero lamentablemente estoy lejos, pero los que vivan en la ciudades donde tocan no tienen excusas.
un abrazo

Edu Chinaski dijo...

Que tío más grande....Ya sabes que su disco fue para mí el mejor del año pasado....Ahí estaremos....

ROCKLAND dijo...

Aaarggg, suerte que tienen algunos!!!

Queremos crónica, please!

Saludos.

Anónimo dijo...

En Madrid tocan el mismo día Scott Biram y Dirty sweet
¿ que hacemos , lo echamos a cara o cruz?

Saludos Manel

Blackfoot

nortwinds dijo...

grande este tipo, como bien has dicho, desgarrador.

Simu dijo...

A ver si me pongo las pilas con los conciertos que últimamente estoy perro perro a la hora de pillar el coche y venir a la city. Por otra parte no conocía este hombre, gracias por el consejo.

Saludos!

Perem dijo...

Ufff, eso del camion de siete ejes es brutal.

Le he dado al play y realmente bueno.

Sigo alucinando con el parte medico!!!!

Un saludo.

paulamule dijo...

Qué pena que haga tan pocas fechas. Algunos nos quedaremos con las ganas. POr cierto, muy buen post, se nota que hoy te ha salido de las entrañas.
Salud.

Jah Work dijo...

como suena!! grande grande!!

pero dios mío, cuanta música!!!!!!!!!

un saludo manel!!